Ambiente de normalidad en el Carrer Major de Lleida, la capital de la comarca del Segrià. Foto: Efe

RIfirrafe entre Torra y el alcalde de Lleida por la gestión del brote

stop

Miquel Pueyo se queja de que no se consultó a la comarca antes de tomar la decisión de confinarla

Barcelona, 25 de julio de 2020 (18:50 CET)

El pasado 4 de julio, la Generalitat decretaba el confinamiento "perimetral" de la comarca del Segrià, en Lleida, para una semana más tarde extremar las medidas restrictivas con tal de tratar de contener la expansión del coronavirus. De esta manera, 140.000 personas pasaban a quedar aisladas en sus casas solo pudiendo abandonarlas para comprar (en según qué comercios, con cita previa) o para pasear con las personas del mismo domicilio. 

La medida también estableció un parón de la actividad en la hostelería y la restauración, en equipamentos culturales (como espectáculos, cines o teatros) y se cerraron también parques infantiles, gimnasios y establecimientos de ocio nocturno.  

Ahora, el alcalde de Lleida, Miquel Pueyo, se queja al presidente de la Generalitat, Quim Torra, de que no se consultó a la comarca antes de tomar la decisión de confinarla. Tras estas declaraciones, ambos dirigentes han protagonizado un choque público por la gestión de los rebrotes de la Covid-19 en la comarca leridana del Segrià.

Para Pueyo, la decisión de confinar la comarca —según ha reconocido en una entrevista en La Vanguardia— "fue un golpe muy duro". Según sus declaraciones, en ese momento transmitió su "irritación" al conseller de Interior, Miquel Buch, y a la consellera de Salud, Alba Vergés, al considerar que "una ciudad de 140.000 habitantes ha de ser consultada" antes de tomarse una decisión de ese calibre.

"Buch y Vergés vinieron a Lleida porque una decisión como esta no puede anunciarse en Barcelona. Todavía hoy creo que era el presidente de la Generalitat el que había de dar la cara ante los leridanos. Yo lo pedí pero no quiso o no pudo", ha asegurado.

Desde Twitter, Torra se ha hecho eco de estas afirmaciones y las ha desmentido: "Lamento enormemente estas declaraciones del alcalde de Lleida, sin ningún fundamento de verdad". "Como presidente, no entraré en polémicas de bajos vuelos. Toda la ciudadanía sabe que mi única prioridad es salvar vidas y futuros de todos los ciudadanos del país. Y así seguiré", ha apostillado. 

La decisión del confinamiento más estricto se tomó cuando los hospitales de la Región Sanitaria de Lleida sobrepasaron el centenar de ingresados por la enfermedad, según el Departamento de Salut. Quedaron afectados los municipios de Lleida, Alcarràs, Soses, Seròs, Aitona, La Granja d’Escarp, Massalcoreig y Torres de Segre.

La situación laboral de los temporeros en empresas hortofrutícolas de la comarca fue el origen del brote: falta de medidas de protección, ausencia de vivienda, irregularidad de muchos empleados y condiciones de hacinamiento.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad