El Constitucional admite que Puigdemont y Comín sigan delegando el voto

Cs lleva al Constitucional la delegación de votos de Puigdemont y Comín

stop

Cs presenta un recurso al TC contra los votos de Puigdemont y Comín, claves para desbloquear la investidura, y reprocha a Rajoy que mire para otro lado

Barcelona, 03 de mayo de 2018 (14:29 CET)

El grupo de Ciudadanos (Cs) en el Parlament ha presentado un recurso de amparo al Tribunal Constitucional (TC) contra los votos delegados del ex presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y del ex conseller Toni Comín, autorizados por la Mesa del Parlament el 3 y el 24 de abril, respectivamente.

En el recurso, se recuerda que la delegación de voto de Puigdemont se autorizó pese a que el secretario general y el letrado mayor del Parlament advirtieron a la mesa de que la decisión podía vulnerar las medidas cautelares dictadas por el Tribunal Constitucional respecto de los intentos de investidura a distancia de Puigdemont. En la resolución del TC, emitida el 27 de enero, se decía que “los miembros de la cámara sobre los que pese una orden judicial de busca y captura e ingreso en prisión no podrán delegar el voto”.

Cs entiende que la decisión vulnera también el reglamento del Parlament

Cs entiende que, en ambos casos, la decisión vulnera tambien el reglamento del Parlament, que establece que el voto se puede delegar por una baja por maternidad o paternidad, por hospitalización, por enfermedad grave o por una “incapacidad prolongada debidamente acreditada”.

Puigdemont y Comín esgrimieron una “situación de incapacidad para asistir a los plenos” pero el partido naranja alega que que “no aportan acreditación alguna” sobre la misma y que su situación “no es equivalente” a la de los diputados en prisión, que también tienen voto delegado, porque estos están a disposición de la justicia.

Medidas cautelares

Los de Inés Arrimadas solicitan en el recurso que se aplique una suspensión cautelar de los votos delegados, que son clave para garantizar la investidura en segunda vuelta de cualquier candidato que no sea el propio Puigdemont, investidura para la que el plazo expira el 22 de mayo, fecha tras la cual se convocarían nuevas elecciones. Cs ha reprochado al gobierno de Mariano Rajoy que no sea él quien recurra al TC, porque un recurso del ejecutivo central si supondría una suspensión cautelar automática, que con toda seguridad precipitaría unas nuevas elecciones, un escenario que Rajoy no está interesado en propiciar.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad