Daniel Osàcar en la Ciudad Judicial. El fiscal pide ocho años de cárcel para él, medio año más de lo que solicitó inicialmente. / EFE

Osàcar "imagina" que Millet y Montull se quedaron el dinero

stop

Osàcar asegura que nunca se ha reunido con directivos de Ferrovial y que no sabe nada del pago de comisiones ilegales por la adjudicación de obra pública

Josep Maria Casas

Daniel Osàcar en la Ciudad Judicial. El fiscal pide ocho años de cárcel para él, medio año más de lo que solicitó inicialmente. / EFE

Barcelona, 09 de marzo de 2017 (12:00 CET)

El extesorero de Convergència, Daniel Osàcar, acusa únicamente a Fèlix Millet y Jordi Montull del expolio del Palau de la Música. En su declaración este jueves ante el tribunal que lo juzga, Osàcar negó que Convergència (actual Pdecat) cobrase comisiones ilegales de Ferrovial por la concesión de obra pública a través del Palau de la Música. Aseguró que esas acusaciones son falsas y evitó salpicar a sus superiores en el partido.

Acusó a Millet y Montull de quedarse todo el dinero: “Se lo quedaron ellos, me lo imagino, tengo los síntomas que la cosa va por ahí”. Del pago de comisiones de Ferrovial a cambió de la adjudicación de obra pública, Osàcar aseguró que no sabía nada. Cuando el fiscal insistió, dijo que nunca se ha reunido con dirigentes de la constructora: “A Pedro Buenaventura y Juan Elizaga (imputados en esta causa) los he conocido durante el presente juicio, nunca me he reunido con ellos”.

Balones fuera

De Millet, Montull y de su hija Gemma, Osàcar insistió en que han faltado a la verdad: “Se ha mentido y mucho. Hay afirmaciones sobre mi persona totalmente falsas. Únicamente me reuní con Millet por los convenios firmados entre la Fundación del Palau de la Música y la Fundación Trias Fargas”. Estos acuerdos tenían como objeto la difusión del canto coral y la danza, aunque el ex tesorero no pudo precisar en que se gastaron los 660.000 euros que la Trias Fargas recibió del Palau de la Música por este concepto. Cuando estalló el escándalo, Convergència decidió devolver este importe.

Insistió en que nunca se llevó dinero en efectivo del Palau de la Música: “Eso es completamente falso, sabemos que recibir dinero en efectivo es ilegal. Siempre debe ser mediante un cheque nominativo”. Aunque no se lo preguntaron, indicó de motu propio que nunca le llamaron Daniel, en referencia al “Daniel” que aparece en la documentación como receptor de fondos, sino “señor Osàcar”. Insistió en que sólo acudió al Palau para reunirse con Millet con motivo de los convenios de la Fundación Trias Fargas.

Osàcar ejerce de escudo

Evitó salpicar a sus superiores en el partido. Indicó que sólo informó de los ingresos al gerente de Convergència y que las cuentas se aprobaban en los consejos nacionales y se transmitían al Tribunal de Cuentas. También intentó cubrir a los propietarios de las empresas que trabajaron para las campañas electorales de Convergència y que facturaron al Palau de la Música.

Osàcar mantiene que pagaron todos los trabajos que les encargó el partido. Por lo tanto, negó con vehemencia que el Palau de la Música pagara trabajos para el partido. Entre estas empresas se encuentran Hispart, Altraforma, Mail Rent, New Letter o Letter Graphic.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad