Desarticulada la mafia rusa en Lloret de Mar

stop

CORRUPCIÓN

25 de enero de 2013 (11:06 CET)

Diversos agentes de la Guardia Civil han irrumpido este viernes en el Ayuntamiento de Lloret de Mar (Girona) en una operación contra la mafia rusa. La actuación, bautizada como Clotilde, deriva de la Operación Avispa, dirigida por el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco, quien ha ordenado la detención de cuatro personas relacionadas con la mafia rusa por presuntos delitos de corrupción.

En la operación, que se encuentra bajo secreto de sumario, también trabajan miembros de la Fiscalía Anticorrupción. Los detenidos son el ciudadano y capo de la mafia rusa, Andrei Petrov, su padre, su secretaria y la arquitecta municipal del Consistorio, Pilar G., según informan diversos medios citando a fuentes judiciales.

Gobierno de CiU

La arquitecta habría facilitado trámites para aprobar la construcción de un centro comercial en el municipio gobernado por Convergència i Unió (CiU). Según informa Onda Cero, las Fiscalía Anticorrupción busca documentación en el consistorio sobre adjudicaciones urbanísticas y permutas en la época en la que el diputado autonómico convergente Xavier Crespo era alcalde del municipio catalán.

Sobre Petrov pesan los delitos de integración en organización criminal, blanqueo de dinero y cohecho. La operación arrancó tras el sospecho incremento del patrimonio de Petrov, quien empezó trabajando como churrero en Lloret.

El grupo invertía en todo tipo de negocios: restaurantes, locales comerciales, gasolineras, inmobiliarias. Los investigadores calculan que han podido blanquear 50 millones de euros en más de dos años. Actuaban en toda Catalunya aunque la sede del grupo estaba en Lloret de Mar. Está previsto que los arrestados declaren el lunes ante el juez.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad