Duran abandonará el mando si pierde la consulta interna en Unió

stop

CRISIS INTERNA

Duran Lleida, junto a Ramon Espadaler y Joana Ortega

Barcelona, 10 de junio de 2015 (11:56 CET)

Tensión. Dramatismo. Los próximos días y hasta el domingo serán apasionantes en Unió Democràtica. CiU se juega el futuro. Y el primero que lo hace es Josep Antoni Duran Lleida, que ha asegurado este miércoles que dejará el liderazgo de Unió si pierde la consulta interna en el partido.

El domingo unos 5.000 militantes democristianos decidirán si quieren seguir adelante con el proceso soberanista, siempre que Cataluña, entre otros factores, no quede fuera de la Unión Europea, y respete la legalidad, una propuesta que choca ya frontalmente con la hoja de ruta que acordó Convergència Democràtica con Esquerra Republicana.

Esa es la posición de Duran y de los principales dirigentes de Unió, que, además, forman parte del Govern, como Ramon Espadaler, Joana Ortega o Josep Maria Pelegrí.

La salida de los consellers del Ejecutivo de Mas

Pero si triunfa el 'no', que se deberá leer como un apoyo en toda regla a Mas, Duran dejará el liderazgo de Unió, y con él los dirigentes citados, lo que podría abrir una crisis de dimensiones desconocidas en el seno de CiU, y la salida de los consellers del Ejecutivo de Mas. 

Duran ha asegurado que dará "un paso atrás" . O dicho de otra manera: "Si gana el 'no' habrá que reconocer que los militantes no suscriben la propuesta". Ahora bien, ¿y si gana Duran? ¿Qué consecuencias tendrá? "Eso habrá que preguntarlo al propio President", ha señalado el líder democristiano.

Flanqueado por Espadaler y Ortega, Duran considera que CiU, los dos partidos, deberán analizar su futuro, y acordar unas nuevas bases, en el caso de que Unió, con esos únicamente 5.000 militantes, se cargue la hoja de ruta soberanista. "La federación es un acuerdo de dos", ha reiterado Duran.

¿Quién se queda las siglas?

Espadaler ha añadido lo que, a juicio de la dirección de Unió, pretende el sector crítico de carácter soberanista. "Agradezco a los críticos que hayan aclararado lo que les mueve. Lo hicieron cuando señalaron que votar 'no' es apoyar la candidatura del President. Nosotros creemos que Unió debe hacer algo más que aportar nombres a una lista electoral. El 'sí' es un acto de soberanía de Unió", ha insistido.

Las cosas, por tanto, comienzan a estar claras. Aunque queda una incógnita. Duran sigue sin desvelar si presentaría o no una candidatura propia, en caso de que no pueda, desde Unió, defender sus tesis.

El sector soberanista en ese caso, aunque después de un necesario congreso extraordinario, podría quedarse con las siglas de Unió, al margen o no de que unos cuantos dirigentes formen parte de la lista del President que se la quiere jugar el 27S con un plebicisto sobre la independencia.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad