Duran, con el consejero Vila: “Hay que agotar la legislatura”

stop

PROCESO SOBERANISTA

Duran Lleida (c), Joana Ortega (i) y Ramon Espadaler (d) / EFE

24 de octubre de 2014 (13:09 CET)

El Govern que preside Artur Mas no lo tendrá fácil después de la pseudoconsulta del 9 de noviembre. En su seno hay voces distintas, pero prima la voluntad de intentar agotar la legislatura, y seguir gobernando. Lo ha defendido esta semana el consejero de Territori, Santi Vila, con la idea de asegurar “la estabilidad” parlamentaria, y buscar, si es necesario, otros socios en el caso de que Esquerra Republicana deje de apoyar a CiU. Y lo ha concretado este viernes el líder de Unió, Josep Antoni Duran Lleida, en su carta a la militancia democristiana.

Duran ha reprochado a la Asamblea Nacional Catalana (ANC) la petición al President para que convoque elecciones en un periodo máximo de tres meses, como hizo el pasado domingo. “La única asamblea que puede condicionar esta decisión es el Parlament, que es la que representa al pueblo catalán. Y nadie más”, ha asegurado en su carta.

Tejer puentes

El líder de Unió, que es consciente de que en su propio partido no hay unanimidad respecto al proceso soberanista, o que él ya podría estar en minoría, defiende que el Govern debe hacer lo posible por agotar la legislatura. “Personalmente, seguiré defendiendo la continuidad de la legislatura y tejiendo los puentes que sean necesarios para garantizar la estabilidad”, asegura.

Y va más allá al entender que el discurso privado y el público de las direcciones de los partidos comienza a ser muy diferente. “A nadie le interesan las elecciones anticipadas, y todo el mundo lo sabe, aunque de cara al exterior se reclame hasta quedarse afónico, pero interesa aún menos a la sociedad catalana”, afirma.

Grave situación financiera

La razón es que la coyuntura económica sigue siendo muy delicada, y que lo mejor sería concentrarse en la recuperación, en la línea que expresa el primer secretario del PSC, Miquel Iceta. “La situación económica continua siendo muy crítica y la financiera e institucional es suficientemente grave como para no sentir de forma responsable el deber de hacer todo lo posible para agotar la legislatura”, sentencia Duran.

Claro que esa circunstancia ya no depende únicamente del Govern, ni del propio President Mas, el único que puede adelantar o no las elecciones. Los apoyos parlamentarios, y la presión de la ciudadanía, a través de organizaciones como la propia ANC, podrían forzar las cosas. “Cosa diferente es que, a pesar de intentarlo, no sea posible. Entonces, cada uno deberá asumir sus responsabilidades”, argumenta el líder de Unió.

El único objetivo que se plantea Duran en estos momentos es animar a la participación para la pseudoconsulta del 9N. “Ahora no es el momento para que los partidos trabajen más para posicionarse sobre unas hipotéticas elecciones que para lograr que el 9N sea un éxito”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad