Duran: ERC no es un socio leal y lo volverá demostrar"

stop

PROCESO SOBERANISTA

Duran y Ortega en la clausura de la jornada 'Valores y política'

Barcelona, 02 de febrero de 2015 (11:26 CET)

Seguro, directo, sin concesiones, y con pocas ganas de bromas. El líder de Unió, Josep Antoni Duran Lleida, ha arremetido contra Esquerra Republicana al entender que no es un socio "fiable".

Duran ha seguido la misma tónica que otros dirigentes de Convergència, como el conseller de Territor, Santi Vila, quien no dudó la pasada semana en cargar contra los republicanos.

Sin embargo, Duran es objeto de todos los reproches del mundo independentista, al que ven como el verdadero obstáculo de CiU para seguir el camino hacia la independencia. Y Duran rechaza ese papel. En una entrevista en Rac1, Duran ha mostrado de forma reiterada ese malestar, al manifestar que está "harto" de que se le considere "la piedra en el zapato" del soberanismo.

La comisión de investigación sobre Pujol, clave de la bronca


El adversario de Duran es Esquerra. Desde hace meses el líder de Unió advierte de que los republicanos lo que plantean a medio plazo es lograr la hegemonía en la política catalana, y gobernar, dejando a CiU en la estacada. Y llegó a tachar de "bobalicones" a los dirigentes de CDC que no lo vieran así, en un mensaje diáfano al coordinador general convergente Josep Rull.

"No me fío de ERC, tengo pruebas para no fiarme, porque llevar al President (forzar su comparecencia en la comisión de investigación sobre el caso Pujol), no es leal, y no corresponde a un socio de Govern", ha clamado Duran.

Unió seguirá su camino, si Duran no está de acuerdo


En la entrevista, conducida por el periodista Jordi Basté, Duran ha añadido que "no es leal, punto y final," dando a entender que habrá más incidentes, y que ERC "volverá a demostrar" esa infidelidad, porque "no será ni la primera ni la última sorpresa" en los próximos meses.

Duran ha dejado claro que él sigue "donde estaba", y que no es partidario de la independencia. Pero ha precisado que si su partido incorpora en el programa la vía hacia la independencia, en las elecciones del 27 de septiembre, él no estará "enfrente".

Es decir, sería en ese momento cuando Duran se retiraría por completo. Por ahora, el líder de Unió insiste en impulsar la plataforma Construïm, que desea atraer a personalidades de la sociedad civil para constituir un espacio de centro, que podría derivar en un partido político.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad