Vila acusa a ERC de "apuñalar" a Mas por hacerle comparecer en la comisión Pujol

stop

PROCESO SOBERANISTA

El consejero de Cultura catalán, Santi Vila, en una imagen de archivo / EFE

Barcelona, 29 de enero de 2015 (18:55 CET)

Tremendo. Los teóricos socios de gobierno, que sumaran sus votos en el pleno de la próxima semana en el Parlament para aprobar los presupuestos de 2015, se lanzan los trastos a la cabeza por la comisión de investigación sobre Jordi Pujol.

El conseller de Territori, Santi Vila, un político moderado, que ha marcado un perfil propio y que de forma periódica, ha señalado las dificultades del proceso soberanista, ha cargado sin contemplaciones contra Esquerra Republicana. Asegura que ha actuado como una fuerza "muy poco patriota", por forzar la comparecencia de Mas en la comisión sobre el fraude fiscal de la familia Pujol, y ha ido más lejos al entender que ha apuñalado al President.

"Justo cuando estamos teóricamente pactando y acordando procesos electorales y de independencia, aprovechas y apuñalas al de delante, y yo esta jugada no la veo", ha afirmado en relación a la actitud de Esquerra.

El proceso tiene garantías si lo lidera Mas


Vila considera que el proceso soberanista está lleno de obstáculos y que si la sociedad catalana tiene claro ese camino, se debe realizar con cierta cautela. Por ello, afirma en una entrevista en la xarxa de comunicació local que Esquerra se ha equivocado al "situar a los pies de los caballos" al President Mas.

Sin embargo, el propio Mas había asegurado que no tenía inconveniente en asistir a la comisión si así se lo pedían.

La idea de Vila es que sólo Mas puede conducir sin sobresaltos el proceso soberanista. "Toda Cataluña sabe que Mas no cometerá ningún disparate, algo que de otros no está tan claro en el caso de que llegaran a gobernar, poniendo en riesgo los 40 años de más progreso que hemos vivido nunca Cataluña y España".

Los conservadores quieren que el proceso vaya por etapas


El conseller ha insistido en su apuesta de moderación. "Muchos sectores conservadores de Cataluña tienen muchas dudas sobre la conveniencia del proceso soberanista, pero lo aguantan y lo defienden porque ven la solvencia de Mas".

Las palabras de Vila indican que las relaciones entre Convergència y Esquerra viven ahora el peor momento, a la espera de cómo se desarrollen las elecciones municipales.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad