'El Punt Avui' presenta un ERE para despedir a 91 trabajadores.

El '155' de Montoro amenaza a la plantilla de 'El Punt Avui'

stop

El rotativo plantea 91 despidos ante la supresión de subvenciones por la intervención de las cuentas de la Generalitat

Madrid, 09 de noviembre de 2017 (04:55 CET)

Amenaza de ERE en El Punt Avui. El cuarto diario más vendido en Cataluña sufre por la caída de la publicidad institucional desde la intervención de las cuentas de la Generalitat y negocia con los trabajadores un expediente de regulación de empleo que podría afectar a 91 trabajadores, el 40% de la plantilla del rotativo propiedad de Hermes Comunicacions. Además, el medio se plantea desmantelar la redacción de Barcelona y mantener en funcionamiento solo la de Girona, según apuntan fuentes laborales consultadas por este medio.

El consejero delegado de Hermes, Joan Vall i Clara, planteó este martes al consejo de administración de la empresa un plan de contingencia ante la caída de ingresos. Acto seguido, el comité de empresa del periódico convocó asambleas en Girona y Barcelona para informar a la plantilla de los planes de la propiedad. La opción más drástica implica 91 despidos con una indemnización de 20 días por año trabajado, hasta un máximo de 12 mensualidades. Además, está sobre la mesa una rebaja salarial del 10% para los empleados que permanezcan en el periódico.

El consejero delegado de la editora de 'El Punt Avui': "Se estudiaron centenares de posibles medidas pero no hay nada aprobado"

Ante la inquietud de los empleados, Vall se prestó a responder dudas, según señala el consejero delegado a preguntas de Economía Digital. "No se planteó nada, se explicitó la situación compleja que tienen todos los medios de comunicación del país", explica. El responsable de la empresa editora asegura que en la asamblea se estudiaron "centenares de posibles medidas" pero remarca que no hay "nada aprobado", ni recortes de plantilla ni el cierre de la redacción en Barcelona. Por su parte, el director de la cabecera, Xevi Xirgo, reconoce que Hermes busca una "salida" al descenso de ingresos pero ve "arriesgado" adelantar el desenlace.

SUBVENCIONES PARALIZADAS. El Punt Avui atraviesa una situación financiera difícil por la reducción de ingresos procedentes de la Generalitat desde que el Ministerio de Hacienda intervino el presupuesto autonómico. Así lo reconoce Vall. "La Administración, un cliente importante de los medios, está intervenida", relata. En concreto, el periódico está acusando la parálisis de la adjudicación de subvenciones del Govern para prensa en catalán. La previsión de los medios es que a mediados de noviembre se adjudicaran los fondos pero la intervención de las cuentas dificulta que se otorguen estas ayudas con tanta premura.

La Generalitat concedió a El Punt Avui en 2016 cerca de 645.000 euros: 445.000 euros por la edición en papel y 80.000 por la digital. En publicidad institucional, el diario recibió el año pasado 2,53 millones de euros, más que La Vanguardia (2,23 millones) o que el Diari Ara (1,27 millones), con más audiencia. Desde la intervención de las cuentas autonómicas, la publicidad institucional se ha desplomado, a excepción de campañas como la de La Grossa de Cap d'Any, la lotería de Navidad catalana.

SORPASSO DEL ARA. El Punt Avui es el cuarto diario en papel más vendido en Cataluña, tras verse superado este año por el Diari Ara. La efervescencia política por el procés ha impulsado las ventas de estos dos medios de sensibilidad soberanista. En septiembre El Punt Avui despachó en los quioscos 9.027 ejemplares (+14%) mientras que el Diari Ara alcanzó los 10.822 ejemplares vendidos (+34%), todo en un mes en el que La Vanguardia vendió un 8% menos de ejemplares y El Periódico, un 14% menos.

CUATRO ERES. El diario Avui, nacido en 1978, fue el decano de la prensa en catalán. En 2009 fue adquirido por Hermes Comunicacions, editora del gerundense El Punt. El nuevo propietario ha ejecutado hasta la fecha cuatro ERE. Los primeros despidos se produjeron en 2010 y afectaron a 55 trabajadores. En 2011 salieron otros 40 empleados, en 2011 se aplicó un ERE temporal y en 2012 perdieron su empleo 49 empleados. En 2011 El Punt y Avui fusionaron sus cabeceras para dar lugar a El Punt Avui.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad