Las causas penales por discriminación se duplican en 2014

El 80% de los delitos por discriminación nunca se denuncian en España

stop

informes de la Agencia de Derechos Fundamentales de la UE

desde Barcelona, 13 de febrero de 2015 (20:29 CET)

Los recientes informes de la Agencia de Derechos Fundamentales de la Unión Europea (FRA) subrayan una preocupación por el alto índide de lo que se conoce como "delito negro" en el ámbito de los ataques de odio y discriminación "por motivos de raza, etnia, origen o procedencia, orientación o identidad sexual, creencias, religión o discapacidad".

Se trata de todas aquellas infracciones que se producen con esos desencadenantes pero que no se denuncian.

Temor de las víctimas

Según esta agencia europea,  la "inexistencia o el bajo número de denuncias, enjuiciamientos o sentencias por actos de discriminación puede ser un indicador del temor de las víctimas a la reprobación social, a represalias, a la falta de confianza en los organismos policiales y judiciales o bien, a una sensibilización insuficiente de estas autoridades frente a las denuncias por actos de este tipo".

La memoria de la fiscalía general del Estado correspondiente a 2013 ya recogía esta idea cuando afirmaba que "se ha de trabajar para  aumentar  la confianza  de los ciudadanos en las fuerzas policiales".

Poco a poco, más denuncias

Aun no se disponen de los datos totales de denuncias por odio o discriminación en los juzgados de España correspondientes a 2014. Sin embargo, y por primera vez, los indicadores apuntan a una ligera tendencia al alza de este tipo de casos registrados.

La fiscalía general del Estado dispone ya de los primeros datos por comunidades autónomas. Por ejemplo, en 2013, Cataluña registró 44 causas penales por casos de racismo, xenofobia y discriminación. Según fuentes judiciales, la cifra en 2014 casi se ha doblado.

A pesar de ello, jueces y fiscales coinciden e insisten en que persiste una enorme bolsa de delito oculto que no aflora por el rechazo social  e institucional que sienten las víctimas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad