El abogado de Puigdemont, Gonzalo Boye, con el expresidente catalán. EFE/EPA/Felipe Trueba

El abogado de Puigdemont anuncia un contraataque

stop

Gonzalo Boye anuncia que prepara una demanda por prevaricación contra la junta electoral tras la resolución de los juzgados favorable a Puigdemont

Barcelona, 06 de mayo de 2019 (19:22 CET)

El pulso entre Carles Puigdemont y la Junta Electoral Central (JEC) no ha acabado con la resolución judicial que este lunes ha dado la razón a Junts per Catalunya (JpC) y ha levantado el veto que esta había impuesto al expresidente catalán y los exconsellers Toni Comín y Clara Ponsatí de cara a las elecciones europeas del 26 de mayo.

Una vez que los juzgados han avalado la candidatura de los tres al Parlamento Europeo, siguiendo las premisas planteadas por el Tribunal Supremo (TS), lo que prepara el equipo legal de Puigdemont es un contraataque en los tribunales. Así lo ha anunciado el abogado del expresident Gonzalo Boye, que le sustituyó de forma temporal en las listas mientras se resolvía el recurso saldado finalmente en sentido contrario a la decisión de la junta. 

El plan, revelado por Boye en TV3, es presentar una demanda por prevaricación contra la JEC, siguiendo con la apuesta, anunciada la semana pasada, por hacer del asunto casus belli hasta las últimas consecuencias. Enrtrevistado en el programa Tot es mou, el abogado adelantó que piensan exigir "responsabilidades a los que son absolutamente responsables de estos hechos", en referencia a la junta. A su juicio, los integrantes de la misma "sabían exactamente qué estaban haciendo, y eso tiene un nombre". "¿Es prevaricación?", le inquirió la entrevistadora, a lo que Boye respondió: "Sin duda".

División en la junta electoral

La junta electoral se dividió con la resolución, que salió adelante con siete votos a favor y cuatro en contra, incluidos los del presidente y el vicepresidente de la misma. JpC anunció que recurriría la decisión y que, si los tribunales no le daban la razón, recurriría al Constitucional y, si hacía falta, al Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

El domingo, el Supremo alegó que no era competente para resolver el asunto, pero dictaminó que consideraba que no había causas de ineligibilidad que impidieran que Puigdemont, Comín y Ponsatí se presentaran a las elecciones, con lo que convertía la sentencia que tenían que dictar los juzgados en una mera formalidad.

De todos modos, la decisión es recurrible, y no solo JpC quiere seguir la vía judicial. Tampoco arroja la toalla todavía el PP, una de las dos formaciones, con Cs, que recurrieron a la junta electoral la candidatura de Puigdemont. El líder de los populares, Pablo Casado, ha anunciado que piensa recurrir la decisión al Tribunal Constitucional (TC), que debería decidir sobre el asunto en un plazo de tres días.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad