Josep Tous (i) con sus abogados cuando se dirigía a declarar en 2013 ante el TSJC por el caso ITV. / EFE/Toni Albir

El amigo de Oriol Pujol que no se va de rositas

stop

Josep Tous acepta este martes cinco meses de cárcel por el caso ITV, pero en febrero será juzgado por otro caso por el que le piden cinco años

Josep Maria Casas

Economía Digital

Josep Tous (i) con sus abogados cuando se dirigía a declarar en 2013 ante el TSJC por el caso ITV. / EFE/Toni Albir

Barcelona, 24 de julio de 2018 (04:55 CET)

Oriol Pujol será el primer hijo del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol en ser condenado. Este martes comparece en la Audiencia de Barcelona para ratificar la sentencia del caso ITV, pactada previamente con la fiscalía, por la que se le condena a dos años y cinco meses de cárcel. Entre los condenados también está su esposa, Ana Vidal, y un amigo de estudios, Josep Tous, que ha aceptado una pena menor de cinco meses. Sin embargo, este último todavía tiene un juicio pendiente por una derivada del caso ITV. El próximo febrero se sentará en el banco de los acusados por un contrato que la Generalitat le adjudicó supuestamente a dedo. Se juega cinco años de cárcel.

El caso ITV se ventila este martes con una sentencia que todos los acusados firmarán en conformidad sin necesidad de juicio. Sin embargo, el vía crucis judicial continuará para uno de ellos. En febrero se ha programado el juicio contra Tous, precisamente por una derivada que se descubrió durante la investigación del caso ITV: la adjudicación de un contrato por parte de la Consejería de Empresa de la Generalitat en 2011 a una sociedad administrada por su esposa.

Tous trabó amistad con Oriol Pujol cuando coincidieron en la universidad. Después, Tous fue alto cargo del gobierno de Jordi Pujol, precisamente a las órdenes de Oriol, y cuando estalló el caso ITV era el número dos de la Diputación de Barcelona. Fue cesado por ello. Curiosamente, la fiscalía pide penas más elevadas por un caso relativo a un contrato de asesoría técnica de tan sólo 48.840 euros que por la trama de las ITV.

Por el caso del contrato, entre los acusados también está Vicenta ‘Tica’ Bosch –esposa de Tous–; Enric Colet, exsecretario general de la Consejería de Empresa; y Olga Tomás, que era la directora de servicios de este departamento. Precisamente, Tomás renunció en 2016 a dirigir la Agencia Tributaria de Cataluña por figurar como imputada en este sumario.

Fiscalía califica el contrato de “innecesario”

Según el escrito de fiscalía, Colet ordenó a Tomás que adjudicara un contrato por el procedimiento negociado sin publicidad a la empresa Ieconsumo, administrada de hecho por Tous y de su esposa. Para dar apariencia de legalidad, Tomás convocó un concurso restringido al que también invitó a la sociedad Asonex y a un autónomo, ambos con vinculaciones con el mismo Tous. Asonex fue rechazada porque no acreditó su solvencia económica y el autónomo ni siquiera presentó oferta. Su papel era el de supuestos comparsas.

La fiscalía califica el contrato de “innecesario”. El trabajo consistía en una “asistencia técnica para el desarrollo de un plan estratégico para la defensa del consumidor”. El interventor de la Consejería de Empresa advirtió de diversas irregularidades: se adjudicaron unas tareas que correspondían a la Agencia Catalana de Consumo que debían realizarse con sus propios medios. No tenía sentido un contrato externo.

En el escrito provisional de penas, la fiscalía solicitó para los acusados cinco años de prisión y ocho de inhabilitación para el ejercicio de cargo público. Les atribuye presuntos delitos de prevaricación administrativa y malversación.

Felip Puig repescó a ‘Tica’

En sus tiempos de consejero de Empresa, Felip Puig repescó en 2014 a Tica Bosch, la esposa de Tous, como directora de la delegación de Acció en Londres. Este organismo se encarga de la promoción de la empresa catalana en el exterior. Un año después dejó el puesto.

Tous y Sergi Alsina, otro de los amigos de Oriol, torpedearon inicialmente su acuerdo extrajudicial con la fiscalía anticorrupción por el caso ITV. Consideraban que les perjudicaba. No obstante, finalmente aceptaron un segundo acuerdo.

Oriol Pujol intenta evitar la cárcel. Será condenado a un año y medio por falsedad, ocho meses por cohecho y cinco más por tráfico de influencias según la sentencia en conformidad que se ratificará este martes. Sin embargo, sus abogados plantean que las penas computen por separado (ninguna supera los dos años) o suplirlas con una multa. Por una derivada del mismo caso, la fiscalía mantiene provisionalmente penas de hasta cinco años para uno de sus amigos.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad