El Cercle d'Economia pide a Mas que respete el "Estado de derecho"

stop

PRESIÓN EMPRESARIAL

Economía Digital

El presidente de la Generalitat, Artur Mas (izquierda), con el presidente del Círculo de Economía, Antón Costas / EFE
El presidente de la Generalitat, Artur Mas (izquierda), con el presidente del Círculo de Economía, Antón Costas / EFE

Barcelona, 10 de noviembre de 2015 (18:06 CET)

El Cercle d'Economia no se ha movido. Durante todo el proceso soberanista, desde hace tres años, ha mantenido una misma tónica: rechazo al camino rupturista que ha planteado Artur Mas, pero también crítica contundente contra el "inmovilismo" del Gobierno central.

Y, tras la aprobación de la resolución independentista del Parlament, el Cercle ha reiterado su apuesta. El presidente de la institución, Antón Costas, ha asegurado que el Cerle "no puede apoyar decisiones unilaterales" sobre el futuro político de Cataluña.

El Cercle d'Economia ha pedido, por tanto, "respeto a las reglas del Estado de derecho", y ha incidido en la "pluralidad social" que existe en Cataluña.

Reformas para toda España

Costas ha presentado este martes en el Cercle una conferencia de Luis Garicano, el economista que coordina el programa económico y social de Ciudadanos. El presidente de la institución ha aprovechado para defender el documento que antes de las elecciones catalanas ya difundió, en el que se apostaba por un diálogo sobre las reformas necesarias en el conjunto de España.

La idea del Cercle es que las elecciones generales del 20 de diciembre deben servir para iniciar un nuevo periodo en el que Cataluña sea una de las cuestiones centrales.

Nuevas elecciones catalanas

El diálogo, en todo caso, debe aparecer en las dos direcciones, por lo que tampoco se apoya el "quietismo que ha habido estos años". El objetivo es que "la reforma política y territorial que surja" tras las generales, sea útil para "el encaje de las demandas catalanas y también para las demandas generalizadas en el conjunto de España sobre un cambio político".

Antón Costas, particularmente, ha apostado en sus últimos artículos publicados por el recurso de las urnas, como el mejor instrumento para canalizar las distintas demandas, en una clara alusión a la posibilidad de que haya nuevas elecciones catalanas en el mes de marzo, justo después de las elecciones generales de diciembre.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad