Susana Díaz durante la segunda jornada del debate de investidura

El CIS augura que un PSOE sin Sánchez despejará la reelección de Rajoy

stop

El PP se ve en la Moncloa otra legislatura gracias a su victoria electoral y como consecuencia del descalabro monumental de los socialistas: Sánchez dimitiría la misma noche del 26J y Díaz reconstruiría el partido desde la oposición tras abstenerse en la investidura

Madrid, 09 de junio de 2016 (14:00 CET)

La última encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) señala, no ya el "sorpasso", sino el zarpazo de Podemos, sus franquicias e Izquierda Unida al Partido Socialista (PSOE) en las elecciones generales. La estimación de escaños, según la muestra conocida este jueves, es la siguiente: Partido Popular (PP), entre 118 y 121 escaños; Podemos-IU, entre 88 y 92; PSOE, de 78 a 80; Ciudadanos (C's), 38 o 39; Esquerra (ERC), 8 o 9, Convergència (CDC), 6 o 7; Partido Nacionalista Vasco, 5; y Bildu, 3.

Los resultados están alineados con los "trakings" que los partidos realizan desde que se convocaron comicios para el próximo 26 de junio. Los sociólogos de cabecera del PP y los estrategas de la formación de Mariano Rajoy coinciden en el diagnóstico. De hecho, Rajoy se ve ejerciendo, de nuevo, como presidente la segunda quincena de agosto. ¿A qué se debe el arrebato de optimismo de los populares aunque sus resultados podrían ser aún más bajos que los logrados el 20 de diciembre? Al descalabro de Pedro Sánchez.

Si se confirma el peor resultado del PSOE en la democracia, tanto el PP como los barones socialistas esperan que Sánchez reaccione como Joaquín Almunia en el 2000, tras la pérdida de 16 escaños y más de millón y medio de votos respecto a 1996. El antiguo candidato a la presidencia dimitió, por tanto, al verse arrollado por la mayoría absoluta de José María Aznar. La presunta salida de Sánchez dejaría al partido en manos de la presidenta andaluza, Susana Díaz. En Madrid ha perdido ascensión sobre las esferas políticas y empresariales capitalinas.

Un PSOE sin Sánchez

Pero la política sevillana es valorada por su oposición frontal a los planteamientos rupturistas que impulsan desde Cataluña y el hecho de haber arrinconado a Podemos en su autonomía. Estos precedentes hacen pensar a Rajoy y su equipo, liderado por el catalán Jorge Moragas, que un PSOE sin Sánchez, puesto ante el deber de decidir entre Pablo Iglesias, más meses de parálisis o la reelección de Rajoy, optaría por despejar el camino del actual presidente en funciones.

Los socialistas, además, se decidirían pronto para dedicarse a la reconstrucción de la formación. De este modo, tras la constitución de las Cortes en la segunda semana de julio, la convocatoria del pleno de investidura sería rápida. Los procesos institucionales siguientes se desencadenarían sin obstáculos y, tras una segunda votación en el debate de investidura, Rajoy, siempre según los cálculos del PP, juraría el cargo y nombraría gobierno la segunda quincena de agosto.

El CIS sobre Cataluña

Mientras tanto, en el "oasis catalán", Ada Colau logra otra encuesta que apuntala su popularidad y minimiza el escaso desgaste político ante fenómenos como la huelga de transportes, las polémicas con los hoteleros y su posición equidistante en el debate soberanista. Esquerra se consolida como primera fuerza independentista en el Congreso y la Convergència de Francesc Homs mantiene su débil resultado. Por razones obvias, el CIS no recoge el impacto del descalabro de sus jefes, Artur Mas y Carles Puigdemont, ante la CUP.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad