El Consorci de la Zona Franca hará caja con sus edificios

stop

INMOBILIARIO

Enrique Lacalle y Jordi Cornet en la sede del CZFB

15 de octubre de 2012 (16:18 CET)

El presidente del Consorci de la Zona Franca de Barcelona (CZFB), Jordi Cornet, tiene que atajar las pérdidas de 1,9 millones de euros con las que la institución que cerró el ejercicio 2011. Este lunes ha anunciado que sacará a concurso la compra del edificio Doctor Frederic Duran i Jordà en el marco del salón inmobiliario Barcelona Meeting Point (BMP). La sede corporativa del Banc de Sang i Teixits, que está situado en el distrito tecnológico de la capital catalana, el 22@.

El político del PP no ha querido hacer pública la cifra de venta del inmueble, se ha limitado ha comentar que será “muy competitiva”. Firmado por los arquitectos Joan Sabaté y Horacio Espeche Sotailo, el CZFB invirtió 35 millones de euros para su construcción. El banco de sangre se trasladó al paseo Taulat en 2010.

Alquiler sede CZFB

Para “capitalizar la institución”, Cornet también busca a un inquilino para una de las plantas de las oficinas centrales del CZFB. Están situadas en el polígono industrial, justo al lado de la sede del grupo Abertis. Son casi 900 metros cuadrados de oficinas y los futuros arrendatarios tendrán a su disposición todos los servicios que ya están instalados en el edificio. De nuevo, saldrá al mercado “a un precio muy competitivo”, afirma el político.

Asimismo, los responsables de la entidad controlada entre el Gobierno y el Ajuntament de Barcelona hacen caja con otras propuestas más imaginativas. Han alquilado la sala de juntas y la del comité ejecutivo como escenario de la nueva película de El método Grönholm.

Más edificios

No es la primera vez que una institución opta por mejorar ingresos por esta vía, vender un edificio con inquilinos y el pago de un alquiler asegurado. La Generalitat de Catalunya, entre otras, intenta desde hace dos años vender varios edificios públicos para mejorar las cuentas, aunque la privatización ha tenido un éxito escaso.

El Govern encabezado por Artur Mas sacó al mercado en julio de 2011 un total de 28 edificios por 550 millones y un año después puso a la venta 19 inmuebles más por 330 millones, casi todos repetidos del paquete anterior. Sólo ha encontrado comprador para tres.

Cornet reconoció que las ventas del CZFB cayeron el 3,5% en el último ejercicio, lo que supuso hacer ocho millones menos de caja. La institución tiene en cartera “más de seis millones de metros cuadrados de suelo industrial”, afirma su presidente. Además, ha construido varios edificios emblemáticos de la ciudad que podrían correr la misma suerte que la sede del Banc de Sang i Teixits, como la Torre Telefónica del Fórum de Barcelona.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad