El déficit de Catalunya con la Seguridad Social se dispara

stop

BALANZAS

31 de octubre de 2013 (21:13 CET)

La situación de crisis económica ha cambiado todos los parámetros y también la conocida relación fiscal entre Catalunya y el resto de España. Esa diferencia contrasta con los datos que ha ofrecido el Govern de Artur Mas, con un informe de agravios que asciende a casi 9.400 millones de euros.

En esa cantidad se incluyen casi 5.000 millones por el incumplimiento de la disposición adicional tercera del Estatut, que hace referencia al volumen de inversión pública que debe hacer el Gobierno central en la comunidad. Y, aunque la sentencia del Tribunal Constitucional de 2010 dejó esa disposición a criterio de la voluntad política del Ejecutivo español de turno, lo cierto es que se ha llegado a presupuestar partidas, por lo que el Govern de CiU no quiere renunciar a ello, pese a la estrategia del Gobierno de Mariano Rajoy.

Pero la relación de Catalunya con la Seguridad Social, para pagar a parados y pensionistas, ha cambiado de la noche a la mañana. Los 620.911 parados registrados, con el último dato de octubre, y los casi 1,6 millones de pensionistas complicarían las cosas a una Catalunya independiente, aunque el movimiento soberanista siempre recuerda el déficit fiscal existente entre lo que se aporta al resto de España y lo que se recibe en servicios públicos. El hecho es que ahora la Seguridad Social aporta a Catalunya más de lo que recibe.

Serie histórica

El Departament d'Economia ha ido calculando esa balanza con la Seguridad Social a lo largo de los años, y con una serie histórica que arranca en 1995. El periodo anterior no se puede calcular, se asegura, porque la administración de la Seguridad Social financiaba también Sanidad, y, por tanto, la serie no sería comparable.

Y el resultado es que Catalunya tuvo un superávit, entre 1995 y 2008 de 30.541 millones de euros. Pero, con el inicio de la crisis, esa tendencia cambia, y el déficit se ha ido incrementado. Es decir, Catalunya recibe más transferencias por parte de la Seguridad Social que el total de cotizaciones.

Y, entre 2009 y 2011 –el último año del que se disponen las liquidaciones de los presupuestos-- el déficit ha sido de 6.516 millones de euros.

A la espera de la recuperación económica

La cifra ha ido creciendo, por lo que se apunta una tendencia, a menos que la recuperación económica sea lo suficientemente vigorosa como para volver a la situación de hace unos años. Si en 2010 el déficit fue de 2.142 millones, en 2011 se disparó a 3.082 millones.

La tendencia se comprueba año a año. El primer año con déficit fue en 2009, con 1.254 millones. Para pasar en 2010 a 2.142 millones, y a 3.082 millones en el ya citado 2011.

El cálculo del Govern se ha establecido con el método del flujo monetario, que suele ser más ventajoso para Catalunya, que el otro método que también se suele utilizar, el de carga-beneficio. En el primero, las cotizaciones se imputan a Catalunya según dónde se sitúen los centros de trabajo, y los gastos según dónde residen los perceptores de ese pago.

España, sin Catalunya

El hecho es que Catalunya, en esa serie histórica, según los cálculos del Govern, ha presentado un superávit de 24.025 millones de euros, entre 1995 y 2011.

El saldo de la Seguridad Social, en el conjunto de España, en el mismo periodo, ha presentado un déficit de 89.470 millones, que alcanzaría los 113.496 millones en el caso de que España no contara con Catalunya.

Pero existe, en los últimos años, una tendencia que deja claro que, en estos momentos, Catalunya está recibiendo más transferencias por prestaciones de la Seguridad Social, en comparación a las cotizaciones. Un hecho que no pasa inadvertido para el Gobierno central que preside Mariano Rajoy en pleno proceso soberanista.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad