El empresariado catalán: "la vía correcta" es la del conseller Vila

stop

INFRAESTRUCTURA ESENCIAL

De izquierda a derecha, Artur Mas (CiU), Ana Pastor (PP) y Santi Vila (CiU) | EFE

04 de septiembre de 2013 (21:59 CET)

El mundo económico y empresarial catalán es consciente de las dificultades políticas que atenazan al Gobierno de la Generalitat. El colectivo, sin embargo, es amplio y plural y en patronales como Foment, Pimec o Cecot, no hay respuestas unívocas para concretar un único camino. Pero sí consideran que el Govern de Artur Mas puede y debe potenciar una salida: “la negociación permanente, el diálogo, y el acercamiento de posiciones” con el Gobierno central.

Claro que ese diálogo se debe producir en dos direcciones. En cualquier caso, las patronales aplauden la vía escogida por el conseller de Política Territorial, Santi Vila.

Y es que Vila, que mantiene sus reservas sobre el movimiento independentista, más por el ritmo escogido y la falta de una mayoría clara que por una cuestión ideológica, ha buscado el acuerdo permanente y sostenido con la ministra de Fomento, Ana Pastor.

Acuerdo al 50%

Fruto de ello ha sido la firma de este miércoles de un protocolo entre Fomento y la Generalitat para invertir hasta 108 millones de euros que servirán para conectar el Puerto de Barcelona con la infraestructura ferroviaria. Se trata de un nuevo acceso que se desea poner en marcha “lo antes posible”, y, en cualquier caso, ejecutar el proyecto “antes de finales de este año”, en palabras de Pastor.

La inversión la asumirá al 50% Fomento, a través de Adif, y el Puerto de Barcelona. “No hay un problema económico, si acaso técnico”, ha afirmado la ministra.

El President Artur Mas ha ensalzado esa determinación de los dos interlocutores, de Pastor y Vila, para acercar posiciones en el último año. Y ha asegurado que espera que esa realidad se repita en otros ámbitos.

El diálogo debe ser "constante"

Para las patronales se trata de un gran acuerdo, al margen de si se entiende que llega tarde o no, forzado por las circunstancias políticas. El secretario general de Foment, Joan Pujol, asegura que el “diálogo” debe ser “constante”, y que ese acuerdo supone un importante apoyo para aumentar la competitividad. La “vía del conseller es positiva”, se añade con convicción.

El secretario general de Cecot, David Garrofé, también destaca la labor de Santi Vila, que se ha caracterizado, en el seno del Govern de Artur Mas, por su actitud dialogante y su perseverancia. “El diálogo es imprescindible en cualquier escenario, es vital, aunque las dos partes deben querer llegar a acuerdos”, asegura Garrofé.

La actitud del Gobierno central en este caso viene condicionada por la excelente relación de Pastor con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Han coincidido en sus vacaciones de verano, y la ministra es una de las personas más cercanas al presidente.

¿Puede ser el inicio de algo más, de un acuerdo a medio plazo con la Generalidad en otras cuestiones?

La visión del Govern

Así lo ha comenzado a ver, muy tímidamente el propio Govern. El conseller de Presidència, Francesc Homs, aseguró este martes que ve indicios de que el Gobierno central desea moverse en otra dirección, más comprensiva con los intereses del Ejecutivo catalán.

Pero las fuentes consultadas son cautas. Consideran que Pastor había analizado muy bien el problema del Puerto de Barcelona, y que es muy difícil que cualquier ejecutivo no viera la necesidad de resolverlo, teniendo en cuenta que Catalunya concentra entre un 25% y un 30% del total de las exportaciones españolas.

Pero otros colectivos empresariales, como el Cercle Català de Negocis, ven una posible reacción que, en cualquier caso, “llega tarde”. Así lo entiende su presidente, Ramon Carner, que pronostica “una serie de gestos y movimientos del Gobierno central en los próximos meses para rebajar las pretensiones catalanas”.

Hechos tangibles

Carner considera que el movimiento independentista que está en marcha sigue su curso, al margen de acuerdos como los del Puerto de Barcelona.

Pese a todo, el empresariado catalán encuadrado en las patronales, que se muestra frío con la Vía Catalana que se expresará en la Diada del próximo miércoles, aplaude las cuestiones tangibles, los acuerdos que benefician al tejido empresarial. Y el de este miércoles, con la conexión ferroviaria del Puerto, durante tantos años tan reclamada, ya es una realidad.

La importancia del acuerdo ha reunido a los prinicipales interlocutores en infraestructuras. Entre los firmantes del protocolo, además de Pastor y el President Mas, figuraba el conseller Vila; el presidente de Puertos del Estado, José Lorca; el presidente del Port de Barcelona, Sixte Cambra; el presidente de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC), Enric Ticó; y el Presidente de ADIF, Gonzalo Ferre.

También estaba el alcalde de Barcelona, Xavier Trias. Y, curiosamente, como única representante de la oposición, quiso estar en el acto la diputada del PSC, Rocio Martínez-Sempere, bien conectada con el mundo empresarial.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad