stop

Un coronel de la Guardia Civil coordinará las acciones de los cuerpos de seguridad para evitar el referéndum del 1-O. La Generalitat rechaza la medida.

Economía Digital

Un grupo de Mossos d'Esquadra escolta los vehículos de la Guardia Civil que participaban en el registro de la sede de Exteriores.

Barcelona, 23 de septiembre de 2017 (12:23 CET)

El Estado decidió que todos los cuerpos de seguridad presentes en Cataluña queden bajo un mando único, lo que supone el quite de las competencias de los Mossos d’Esquadra, la policía autonómica catalana. La policía autonómica, la Guardia Civil, la Guardia Urbana de Barcelona y otros cuerpos quedarán bajo las órdenes de Diego Pérez de los Cobos, coronel de la Guardia Civil y director del Gabinete de Coordinación y Estudios de la Secretaría de Estado de Seguridad, quien fue nombrado como director técnico para coordinar los cuerpos.

El fiscal superior de Cataluña, José María Romero de Tejeda, lo ha comunicado a los comandantes de la Policía, la Guardia Civil, la Guardia Urbana y los Mossos d'Esquadra.

El major de los Mossos, Josep Lluís Trapero, concurrió a la reunión con una carpeta con alegaciones contra esta medida, que considera como "exagerada y extralimitada". La autoridad de la policía autonómica estima que el orden y la seguridad están garantizadas, y que las manifestaciones realizadas en los últimos días no presuponen un peligro para los ciudadanos. Además puntualizó que la coordinación de los cuerpos policiales es competencia de la Junta de Seguridad de Cataluña y no de la fiscalía.

La avanzada sobre la policía autonómica ya había sido adelantada por Romero de Tejeda tras considerar que los Mossos habían tenido una respuesta tibia para impedir la organización del referéndum del 1-O. Sin embargo, fuentes de Interior afirman que este paso no implica retirar ninguna competencia a la policía autonómica catalana. En lo esencial, agregan, el mecanismo de coordinación acordado es el mismo por el que a los mossos se les encomendó las actuaciones posteriores al atentado de Barcelona y Cambrils.

Las fuentes recuerdan que la ley orgánica de fuerzas de seguridad del Estado de 1986 contempla en su artículo 38.2 la intervención de Policía y Guardia en el mantenimiento del orden público en apoyo de los Mossos, como así Interior lo ha comunicado por carta a las autoridades catalanes para justificar el envío a Cataluña de unidades de Policía Nacional y Guardia Civil.

Los Mossos comunican que acatarán a la fiscalía

Tras recibir la comunicación formal del fiscal superior de Cataluña, la cúpula de los Mossos d'Esquadra anunció que acatarán sus órdenes pero expresaron su rechazo a que un órgano del Ministerio del Interior tenga que "tutelar" a los agentes policiales. Así figura en una comunicación que la jefatura de Policía de la Generalitat envió a los miembros del cuerpo, informa El Mundo.

De cara a la ciudadanía, las redes sociales de los Mossos precisaron "continuaremos trabajando como hasta ahora: ejerciendo nuestras competencias para garantizar la seguridad y el orden público, y estar al servicio del ciudadano".

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad