El ex presidente Jordi Pujol 'alquila' un despacho a la Fundación Vila Casas

stop

Esta entidad sin ánimo de lucro, dedicada a la promoción del arte y de la sanidad, tiene como gerente a Maria Josep Alcoriza, hermana de la histórica secretaria del ex presidente de la Generalitat

Jordi Pujol y su esposa, Marta Ferrusola, abandonan su domicilio durante el registro policial del pasado octubre / EFE

Barcelona, 06 de marzo de 2016 (01:00 CET)

Desde hace un año, Jordi Pujol acude casi a diario a un despacho de la calle Calabria, cerca de la avenida Josep Tarradellas y de la plaza Francesc Macià, que también fueron presidentes de la Generalitat, donde pasa el tiempo escribiendo, leyendo y recibiendo visitas.

Este despacho es propiedad de la Fundación Privada Vila Casas, fundada por el empresario farmacéutico y mecenas Antoni Vila Casas.

Jordi Pujol y Antoni Vila Casas son viejos amigos, los dos se han dedicado a la industria farmacéutica, cuentan con 85 años y comparten un círculo de relaciones y colaboradores. En 1999, el entonces presidente Pujol distinguió a su amigo Vila Casas con la Creu de Sant Jordi de la Generalitat.

No se informa del precio del alquiler

En declaraciones a Economía Digital, Maria Josep Alcoriza, gerente de la Fundación Vila Casas, indica que Jordi Pujol les ha "alquilado" el despacho de la calle Calabria, pero asegura desconocer la renta que paga el ex presidente por ocupar aquella oficina.

Maria Josep Alcoriza es hermana de Carme Alcoriza, que fue secretaria personal de Jordi Pujol desde los tiempos de Banca Catalana hasta que se jubiló, en junio de 2013, como responsable de la Oficina del ex presidente.

Jordi Pujol se quedó sin despacho

Después de confesar en julio de 2014 que durante más de treinta años su familia tuvo una fortuna sin declarar en el extranjero, Jordi Pujol perdió sus privilegios como ex presidente de la Generalitat, que incluyen el trato de 'muy honorable', la paga, el vehículo oficial, las secretarias y el despacho.

En realidad, hasta que fue despojado de estas prerrogativas, Jordi Pujol dispuso de dos despachos, los dos en el Paseo de Gracia: uno en el número 39, donde estaba la oficina del ex presidente; y otro en el número 8, donde se ubicó la Fundación Centro de Estudios Jordi Pujol, que en estos momentos está ocupado por el Banco Finantia Sofinloc.

Cuando se quedó sin despacho oficial, Jordi Pujol se refugió en la portería del edificio donde reside, en la ronda General Mitre, pero estas dependencias no estaban en condiciones.

Una secretaria y vigilancia de los Mossos

Hace aproximadamente un año se instaló en su actual despacho de la calle Calabria, de unos 90 metros cuadrados, que con anterioridad había sido una oficina de la Fundación Vila Casas. Allí, el ex presidente dispone de una secretaria a media jornada y de vigilancia de los Mossos d'Esquadra.

La fundación que preside Antoni Vila Casas cuenta con unos fondos de más de 83 millones de euros, unas inversiones inmobiliarias que superan los 40 millones y un presupuesto anual de 2,9 millones según los datos que facilitan en su página web.

Vidas paralelas

Antoni Vila Casas y Jordi Pujol tienen mucho en común. El primero fundó en la década de los sesenta Laboratorios Prodes (Prodesfarma) que, en 1995, fusionó con el grupo farmacéutico Almirall. Florenci Pujol, el padre del ex presidente, compró en la década de los cincuenta Laboratorios Martín Cuatrecasas, después llamados Laboratorios Fides, de los cuales Jordi Pujol fue gerente. La familia Pujol acabó vendiendo su paquete de acciones.

Otro amigo común, Joan Uriach, presidente del grupo farmacéutico Uriach, es patrono de la Fundación Vila Casas y también lo fue del Centro de Estudios Jordi Pujol.

Antoni Vila Casas y Jordi Pujol no solo comparten amigos, sino que, curiosamente, también tienen o han tenido entre sus colaboradores más próximos a las hermanas Alcoriza.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad