El FMI supervisará las cuentas italianas

stop

Trimestralmente analizará las cuentas del Gobierno de Silvio Berlusconi junto a la Comisión Europea para garantizar que aplique los ajustes y las reformas anunciadas

Silvio Berlusconi en el G20

04 de noviembre de 2011 (14:01 CET)

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, ha confirmado este viernes que el Fondo Monetario Internacional (FMI) supervisará trimestralmente, junto con el Ejecutivo comunitario, la economía de Italia. De esta forma quieren garantizar que Silvio Berlusconi aplique los ajustes y las reformas anunciadas con el fin de reducir la deuda del país transalpino.

Los inspectores de la Comisión viajarán la semana que viene a Roma para evaluar las reformas anunciadas por Berlusconi. "Italia ha decidido por iniciativa propia pedir al FMI que supervise la aplicación de sus compromisos", ha anunciado Barroso en la rueda de prensa final de la cumbre del G-20. "Esto es una prueba de lo importante que el proceso de reformas en Italia es para el país y para la eurozona en su conjunto", ha explicado.

La base de la fiscalización por parte del Fondo será la carta enviada la semana pasada por Berlusconi a Barroso y al presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, en la que enumeraba las reformas, entre ellas el retraso de la edad de jubilación o modificar el mercado laboral. Los países de la eurozona ya pactaron en la cumbre del 26 de octubre que el Ejecutivo comunitario vigilará la aplicación de estas reformas.

Garantizar la credibilidad del país

El control pretende servir como garante en los mercados para evitar que Italia sea rescatada. Una situación límite que esta semana se ha percibido más real que nunca tras la peligrosa escalada de la prima de riesgo transalpina. El spread entre los bonos italianos y el bund alemán se ha relajado tras el paso atrás del primer ministro griego, Yorgos Papandreu, en su intención de refrendar las condiciones del segundo plan de rescate europeo.

“Vamos a hacer todo lo que podamos para garantizar la credibilidad de los esfuerzos de todos nuestros Estados miembros. Es básico para la eurozona y para la estabilidad mundial", ha resaltado Barroso.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad