El Gobierno paraliza por decreto los desahucios a familias pobres

stop

Una amnistía de dos años impedirá el desalojo a familias monoparentales o con menores de tres años

Protesta frente al Banco de Valencia contra los desahucios.

15 de noviembre de 2012 (18:39 CET)

El Gobierno ha decidido aplicar un paño caliente a la grave enfermedad de los desahucios y las deudas hipotecarias que se extienden como una pandemia por toda España. La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, anunció este jueves que el Ejecutivo ha ordenado la paralización de los desahucios para “los más necesitados”.

Las familias con unos ingresos inferiores a los 1.500 euros (19.000 euros anuales) que destinen más del 50% de sus ingresos a la hipoteca podrán evitar el desahucio si además cumplen con alguno de los siguientes requisitos: ser familia numerosa, monoparental con dos hijos a su cargo, con un menor de tres años, tener a su cargo a personas en situación de discapacidad o deudores en paro que hayan agotado la prestación por desempleo.

Parque de viviendas

El gobierno también anunció su intención de crear un parque de viviendas en alquiler, con una renta baja, para realojar a quienes se hayan quedado sin casa. Estas viviendas provendrán de las que tienen las entidades financieras.

La vicepresidenta aseguró que las medidas “de carácter urgente” se adoptan en una primera fase para paliar los problemas de colectivos con especial vulnerabilidad. Después, en una segunda fase, el Gobierno abordará con los grupos parlamentarios el establecimiento de "nuevos umbrales" para la aplicación del Código de Buenas Prácticas que determinen la entrada en procesos de reestructuración de la deuda, de quita o, en su caso, de dación en pago.

Próximo paso

El Gobierno también anunció que “se mejorarán aspectos importantes como las subastas, los asuntos relativos a los intereses de demora --ahora en el 20% en muchos casos--, mecanismos para dar mayor independencia a las sociedades de tasación frente a los bancos a la hora de tasar la vivienda, la posibilidad de establecer límites en las compras de vivienda habitual para evitar sobre endeudamiento o mecanismos para evitar cláusulas abusivas en las negociaciones hipotecarias”.

La vicepresidenta aseguró que el Gobierno tiene interés en cerrar “con carácter definitivo y estable” la adopción de estas medidas.

Sin coste para el deudor

El ministro de Economía, Luis de Guindos, explicó que los dos años de amnistía no irán a costa del deudor e insistió de que las medidas van destinadas a un colectivo muy concreto, ya que el 97% de los hipotecados paga sus cuotas al día.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad