Quim Torra se apega a los consejeros encarcelados y exiliados a pesar del bloqueo del gobierno de Mariano Rajoy. / EFE

El Gobierno rechaza las imposiciones de Torra y se borra de la posesión

stop

El Gobierno no asiste a la toma de posesión de Quim Torra como presidente de la Generalitat y lamenta que el acto "degrada la dignidad de la institución"

Economía Digital

Quim Torra se apega a los consejeros encarcelados y exiliados a pesar del bloqueo del gobierno de Mariano Rajoy. / EFE

Barcelona, 17 de mayo de 2018 (10:07 CET)

El Gobierno no asistirá hoy a la toma de posesión del presidente electo de Cataluña, Quim Torra, porque "desde la Generalitat se le ha intentado imponer el nivel de la delegación gubernamental, cosa que no ha aceptado", han informado fuentes del ejecutivo a Efe. Asimismo, el Gobierno considera que "el modelo de acto organizado por la Generalitat degrada la propia dignidad de la institución".

El acto se celebrará en un salón minúsculo, el Verge de Montserrat, sin apenas invitados. La tradición dicta que el anterior presidente de la Generalitat imponga la medalla de presidente que empezó a lucir Francesc Macià en la Diada de 1932, pero en esta ocasión no será posible ya que Carles Puigdemont se encuentra en Berlín pendiente de la resolución de la orden de entrega dictada por el juez Pablo Llarena.

El nuevo presidente de la Generalitat no hará referencia al Estatut ni a la Constitución en ningún instante y ni siquiera ha invitado al acto a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. Sí acudirá el presidente del Parlament, Roger Torrent. Al acto no podrán acudir periodistas, con la única excepción de la Agència Catalana de Notícies.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad