La portavoz del Gobierno, Isabel Celaá. EFE/JJM

El Gobierno se desentiende de la cita de Iglesias con Junqueras

stop

Celaá se niega a aclarar si el gobierno avala o rechaza la entrevista de los líderes de Podemos y ERC e insiste en que nadie negocia por el ejecutivo

Barcelona, 19 de octubre de 2018 (15:04 CET)

El Gobierno no quiere echar más leña al incendio que le ha provocado el elevado protagonismo que Pablo Iglesias ha conseguido en el marco de la negociación presupuestaria con su entrevista de este viernes por la tarde con Oriol Junqueras en la prisión de Lledoners. 

Así lo ha reflejado la portavoz del ejecutivo, Isabel Celaá, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en la que solo se ha referido al ser preguntada al respecto .Celaá, además, no ha aclarado si el gobierno avala o rechaza la entrevista, que el propio líder de Podemos ha enmarcado en la negociación con los partidos independentistas para buscar apoyos que permitan aprobar las cuentas. A la portavoz se lo han preguntado de forma reiterada, pero ha alegado que el asunto no se ha tratado en el Consejo de Ministros.

Celaá se desmarca de Iglesias

"De las palabras del señor Iglesias solo es responsable él, no este gobierno", ha zanjado Celaá, que ha argumentado que si Podemos ha suscrito el acuerdo presupuestario con el Gobierno será porque le parece bien, y que, por tanto, es de esperar que Iglesias hablará con Junqueras "de las bondades del proyecto", pero que "él se responsabiliza de su imagen y de la de su propia fuerza política", y que ni eso, ni las visitas que pueda recibir Junqueras, que ha recordado que ha recibido a miembros de otras formaciones, tienen que ver con el ejecutivo central.

"El gobierno se responsabiliza de la negociación que hace el gobierno", ha insistido una vez y otra Celaá, que ha insistido, eso sí, en que "el señor Pablo Iglesias no es delegado del Gobierno para nada", un extremo que ya remarcaron tanto el propio Iglesias como el presidente Pedro Sánchez. "El presidente fue taxativo ayer en ese punto", ha insistido la portavoz.

Las maniobras de Iglesias, y muy en concreto su cita con Junqueras, han generado tensiones en el seno del propio PSOE

Las maniobras de Iglesias, y muy en concreto su cita con Junqueras, han generado tensiones en el seno del propio PSOE que obligaron a Sánchez a salir al paso de la polémica el jueves para desmarcarse en público de cualquier intento negociador de Iglesias con los independentistas . Los presidentes socialistas de Andalucía, Castilla-La Mancha y Asturias, Susana Díaz, Emiliano García-Page y Javier Fernández, habían expresado públicamente su incomodidad con el protagonismo y el papel de embajador del ejecutivo que de facto se había atribuido el secretario general de Podemos. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad