El Govern aconseja ahora a ERC calma para pactar la hoja de ruta

stop

PROCESO SOBERANISTA

Francesc Homs, el hombre de CDC en Madrid.

Barcelona, 20 de enero de 2015 (17:09 CET)

Calma. Poco a poco. Mejor antes que después, pero ya se verá. El Govern que preside Artur Mas, con el presupuesto de 2015 prácticamente aprobado, no quiere precipitarse y aconseja calma a Esquerra Republicana, que desea algo tangible que justifique su acuerdo con CiU.

El Govern asegura que las elecciones del 27 de septiembre serán "trascendentales", en palabras del conseller de Presidència, Francesc Homs, pero quiere ampliar esa hoja de ruta soberanista a otras fuerzas políticas. Y el propio Homs no ha querido, este martes, fijar una fecha, a pesar de que los republicanos reclaman que todos los detalles de esa hoja de ruta –qué se llevará en el programa en las elecciones del 27S, o cuándo y cómo se formulará una declaración de independencia, entre otras cuestiones-- se acuerden antes de las elecciones municipales del 24 de mayo.

La retórica de Homs, más justificada que nunca


Homs se ha limitado a asegurar que el acuerdo es mejor que llegue "cuanto antes", pero que todo llegará. "Que se hagan las cosas de manera que cuanto más partícipes haya, y formaciones políticas, también mucho mejor, y el Govern intentará ayudar", ha asegurado.

La retórica habitual de Homs ha cobrado este martes todo su significado: alargar los plazos, seguir gobernando y ya se verá, aunque con ese compromiso soberanista del 27 de septiembre. Es retórico porque sólo hay otra fuerza política potencialmente interesada, y es la CUP, que ya ha denunciado el acuerdo entre Mas y Junqueras, al entender que sólo se trata de una renovación del acuerdo de gobierno. No habrá otras fuerzas políticas que quieran formar parte de ese acuerdo, porque ni el PSC, ni el PP, ni Ciutadans, ni tampoco Podemos están interesados, precisamente, en la agenda soberanista.

Pocas concreciones, ni estructuras de estado ni políticas sociales


El jarro de agua fría que se vierte en las cabezas del soberanismo también llega cuando el Govern se pronuncia sobre las estructuras de estado, más allá del gesto de potenciar la Agencia Tributaria de Cataluña con nuevas contrataciones. Así, Homs ha precisado que no sabe cuándo tardará esa Hacienda propia en poder actuar: "No me atrevo a decir que estuviera en condiciones de ser operativo a finales del 2015 para recaudar la practica totalidad de impuestos".

Respecto a las partidas en los presupuestos sobre las políticas sociales, como reclama Esquerra, Homs tampoco ha podido ofrecer detalles, al recordar que "hay poco margen".

A partir de ahora, en todo caso, CiU y ERC irán escenificando un acuerdo, aunque no hay nada concretado. El diputado de la CUP, Quim Arrufat, ha rechazado que se pueda hablar de una hoja de ruta. "La realidad es que no hay todavía nada, sólo un acuerdo de gobierno", ha sentenciado.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad