El incendio descontrolado del Empordà causa tres muertos y obliga al confinamiento

stop

Dos personas pierden la vida al lanzarse por acantilados para huir de las llamas. Hay 4.000 personas sin luz y carreteras y trenes cortados

Las llamas obligaron a cortar varias carreteras.

22 de julio de 2012 (22:32 CET)

Un incendio completamente descontrolado mantiene en vilo este domingo a la comarca del Empordà (Girona) que ha quedado con varias carreteras cortadas y en situación de máxima alerta. El conseller de Interior de la Generalitat, Felip Puig, ha alertado de que el fuego "está desbordando cualquier capacidad de reacción, contención y extinción".

La Generalitat ha ordenado el confinamiento de toda la población del Empordà en sus casas por la gravísima situación ocasionada por el incendio. El gobierno catalán ha recomendado mojar los alrededores de las casas y retirar la ropa extendida, así como tener a mano baterías, agua y documentos básicos ante una posible evacuación de emergencia. Hay 4.000 personas sin luz y unos 15 heridos.

Puig ha explicado que según la previsión meteorológica, el fuerte viento de tramontana que dificulta su control continuará este domingo y no se espera que afloje hasta este lunes al mediodía.

Hasta las 19.30 horas había unas 6.000 hectáreas afectadas por el fuego, y la previsión avanzada por Puig es que si no se controla el flanco derecho --de la Junquera a Figueres-- se pueda llegar hasta las 25.000 hectáreas quemadas.

El conseller ha recomendado no desplazarse a la comarca del Empordà y que los vecinos afectados se confinen dentro de los edificios y si ven que el fuego se acerca, remojen las ventanas y quiten la ropa tendida.
Dos personas han fallecido tras lanzarse por un acantilado para huir de las llamas mientras que un anciano también murió de un infarto al verse rodeado por el fuego. Se han interrumpido los servicios de trenes y el AVE a Figueres.

Figueres en alerta

El alcalde de Figueres, Santi Vila, ha explicado en declaraciones a los medios que teme que el fuego llegue en menos de una hora a la ciudad de Figueres.

Por ello, las autoridades locales están habilitando un polideportivo municipal para acoger a los posibles afectados, en coordinación con la Cruz Roja, los Mossos d'Esquadra y voluntarios.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad