El marido de la mujer agredida confirma que el motivo fue ideológico

El marido de la mujer agredida: "Fue por quitar lazos amarillos"

stop

El marido de la mujer agredida este fin de semana en Barcelona cree que el motivo de la agresión "está claro" y narra cómo sucedieron los hechos

Barcelona, 27 de agosto de 2018 (19:45 CET)

La polémica agresión a una mujer en Barcelona este fin de semana por retirar lazos amarillos parece haber llegado a su fin. El marido de la agredida ha asegurado este lunes que el ataque que sufrió su esposa fue claramente "por quitar" esos símbolos.

"Está claro que sufrió este ataque por quitar lazos amarillos", ha manifestado en declaraciones a Antena 3 el hombre. Él mismo ha relatado cómo ambos paseaban por el parque de la Ciutadella y decidieron retirar lazos de esa zona. Fue entonces cuando, según ha asegurado, el presunto agresor les preguntó por qué quitaban esos lazos.

La mujer le contestó y éste le llamó "extranjera de mierda" y "le pegó un guantazo en la cara y luego le pegó otro puñetazo”.

“Yo no pude separarles y tuvo que venir la gente a hacerlo", ha explicado el marido, que ha agradecido todas las muestras de apoyo recibidas.

Dudas sobre el motivo de la agresión

Las declaraciones del marido son las últimas de una larga lista en la que se ha puesto en tela de juicio el motivo de la agresión. Las versiones además se han ido matizando con el paso de los días.

Según informa La Vanguardia citando a fuentes de los Mossos d'Esquadra que intercedieron en el suceso, eran los hijos de la agredida los que estaban jugando con los lazos amarillos, lo que provocó que el vecino afeara la conducta.

El agresor, por su parte, aseguró en una entrevista en Estrella Digital que no lo hizo por "motivos políticos", sino que únicamente le recriminó "que ensuciara" la ciudad.

Estas mismas tesis fueron las que acogieron partidos como ERC y el Pdecat, que  han insistido durante el fin de semana que fue una pelea sin más.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad