Concentración en defensa de los CDR, en Barcelona. EFE / Enric Fontcuberta

El Parlament reconocerá a los CDR como parte de "una democracia madura"

stop

JpC, ERC y la CUP pactan que el Parlament cuestione la legitimidad de la operación ordenada por la Audiencia Nacional contra los CDR

11 de abril de 2018 (19:36 CET)

La mayoría independentista, dividida a la hora de las estrategias, ha cerrado filas en defensa de los Comités de Defensa de la República (CDR) tras la operación policial del martes saldada con siete detenidos, entre los cuales, una mujer a la que se le imputan cargos de rebelión y terrorismo. Y quiere que ese frente común de rechazo a la persecución de la protesta callejera se refleje también en el Parlament.

JpC, ERC y el subgrupo de la CUP han registrado una propuesta conjunta de resolución en defensa de la movilización ciudadana que, cuando se apruebe, ahondará en el pulso institucional entre el Parlament y el Congreso, el ejecutivo central y el poder judicial, porque el texto de los soberanistas cuestiona la legitimidad del operativo ordenado por la Audiencia Nacional y lo enmarca en "una operación del estado" que vulnera "una y otra vez todos los derechos civiles y políticos de los ciudadanos".

El texto defiende "la voluntad popular a favor del derecho de autodeterminación y la construcción de un país mejor, desde abajo y para todas en forma de República

El redactado consta de tres puntos. El primero defiende que "la protesta, las mobilizaciones, la desobediencia civil pacífica resistente y no violenta" constituyen "una forma de acción política absolutament legítima" y "propia de una democracia madura".

En el tercero, se aboga por denunciar "la criminalización de la protesta social, la represión y la violencia institucional" y por defender "la libertad de expresión, la libertad ideológica y la libertad de manifestación", así como "la voluntad popular a favor del derecho de autodeterminación y la construción de un pais mejor, desde abajo y para todas en forma de República".

Por la vía de urgencia

El más contundente es el segundo punto, que reza: "El Parlament de Catalunya denuncia y se posiciona claramente en contra de las operaciones del Estado que utilizan los diferentes cuerpos policiales e instancias judiciales contra los Comités de Defensa de la República vulnerando una y otra vez todos los derechos civiles y políticos de los ciudadanos". 

Los proponentes solicitan a la Mesa del Parlament que el texto se tramite por el procedimiento de urgencia, cosa que tienen tan garantizada como su aprobación, pues el bloque independentista suma mayoría tanto en la mesa como en la cámara catalana.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad