Juanma Moreno, una una intervención pública la semana pasada. / EFE/Julio Muñoz

El PP alienta el pacto con Cs y Vox en España tras el acuerdo andaluz

stop

PP, Cs y Vox consuman su alianza en Andalucía. La diputada de Ciudadanos Marta Bosquet se convertirá en presidenta del Parlamento andaluz

Barcelona, 27 de diciembre de 2018 (11:10 CET)

El pacto entre PP, Ciudadanos y Vox empieza a trasladarse este jueves a las instituciones andaluzas. El popular Juanma Moreno presidirá la Junta de Andalucía y la diputada naranja Marta Bosquet presidirá el Parlamento regional con la ayuda de Vox, la formación que lidera Santiago Abascal. Esta última formación formará parte de la mesa de la cámara, aunque no se integrará en el nuevo gobierno.

El acuerdo alcanzado ha disparado la euforia de la cúpula del PP, que ve con toda claridad quiénes deben ser sus futuros socios para reconquistar la Moncloa. El pacto logrado en Andalucía—subrayó el secretario general del PP, Teodoro García Egea— es el "prólogo" de lo que acabará ocurriendo en el Gobierno de España.

El principal hombre de confianza del líder del PP, Pablo Casado, se felicitó sin complejos por el acuerdo logrado con Vox. Según García Egea, el único objetivo de la negociación con la formación de Abascal ha sido que hubiera un cambio político en Andalucía. "Todo aquel que quiera cambiar Andalucía y mirar al futuro lo tiene muy difícil para oponerse a este acuerdo", afirmó.

La nueva presidenta del Parlamento andaluz

Bosquet será elegida presidenta del Parlamento andaluz para la nueva legislatura con los votos de su grupo, del PP y de Vox durante la sesión constitutiva de la cámara regional que se celebra este jueves.

Esta diputada almeriense recibirá los votos del PP (26), los de Ciudadanos (21) y también los de Vox (12) después del acuerdo alcanzado el día de Navidad entre los populares y la formación que liderada Abascal. De esta forma, Bosquet será elegida con 59 votos a favor, cuatro por encima de la mayoría absoluta de la Cámara, que se sitúa en los 55 escaños.

El Parlamento de Andalucía surgido de las elecciones autonómicas del 2 de diciembre celebra su sesión constitutiva en la que se votará la composición de la nueva mesa. Ahora Andalucía anunció que rechaza una de las secretarías asignadas por "la inclusión de la extrema derecha que representa Vox".

Vox pone su primera pica

El primer pacto político en el que participa Vox abre un nuevo escenario en España de cara a las elecciones autonómicas, municipales y europeas del próximo año.

Precisamente, la presencia en la mesa del parlamento andaluz es el precio que exigió Abascal para facilitar no solo la elección de Bosquet sino también de la Moreno como nuevo presidente de la Junta de Andalucía. Le garantizará sus votos en la investidura. No se integrará al gobierno de PP y Ciudadanos, pero lo apoyará en el parlamento.

Ciudadanos prefirió quedar al margen de las negociaciones con Vox, que quedaron en manos del PP de Moreno. Incluso, la formación naranja intentó alcanzar una cuerdo con los socialistas. Esto molestó a Abascal. A través de las redes sociales, el líder de Vox advirtió el miércoles: “Colocando el cordón sanitario, Cs rechaza sentarse con el partido de Ortega Lara, pero se sienta con los comunistas aliados de Otegi y de Torra. Así no se puede construir y no se va a construir una mayoría alternativa en Andalucía”

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad