La candidata del PSOE-A a la presidencia de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, atiende a los medios de comunicación tras ejercer su derecho al voto en el colegio Alfares del popular barrio de Triana en Sevilla. Foto: EFE/JM
stop

El PSOE revalida la mayoría en Andalucía con 33 diputados pero PP, Cs y Vox suman mayoría absoluta

Xavier Alegret

Economía Digital

La candidata del PSOE-A a la presidencia de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, atiende a los medios de comunicación tras ejercer su derecho al voto en el colegio Alfares del popular barrio de Triana en Sevilla. Foto: EFE/JM

Barcelona, 02 de diciembre de 2018 (22:05 CET)

El PSOE de Andalucía ha vuelto a ganar las elecciones en Andalucía pero no está claro que pueda gobernar. Con más del 95% escrutado, Susana Díaz logra 33 escaños pero los tres partidos de la derecha, gracias a la irrupción de Vox, suman mayoría.

El PSOE ha logrado imponerse de nuevo en una región en la que nunca ha fallado, pero es su peor resultado en 40 años. Díaz ha obtenido el 28,1% de los votos y 33 diputados. Pierde 14 escaños respecto a 2015.

Vox irrumpe con fuerza

El PP ha amarrado la segunda plaza, aunque también pierde apoyo: pasa de 33 a 26 escaños, con el 20,7% de los votos. Ciudadanos, con Juan Marín, más que duplica su representación, de 9 a 21, con el 18,2% de los votos.

Pero la noticia en el bloque derechista es la irrupción de la ultraderecha de Vox, que con el juez Francisco Serrano no solo logra entrar en el parlamento andaluz, sino que lo hace con mucha fuerza: 12 escaños y el 10,9% de los votos.

La coalición de Podemos deja a Díaz sin mayoría

El tercer derrotado, tras PSOE y PP, es Adelante Andalucía. Con el 16,1% de los votos, la coalición liderada por Teresa Rodríguez suma 17 escaños, solo dos más de los que sacó Podemos hace tres años, y es la única de las nuevas fuerzas políticas que no da un salto en la región.

Vuelco histórico izquierda-derecha en Andalucía

Con estos resultados, por primera vez en Andalucía la izquierda no suma mayoría. PSOE y Adelante Andalucía se quedan a cinco escaños de los 55 que dan mayoría absoluta, mientras que una coalición de PP, Cs y Vox alzaría al popular Juan Manuel Moreno a la presidencia. 

Susana Díaz está obligada ahora a pactar con Ciudadanos si quiere mantenerse en la presidencia de la Junta de Andalucía. Ya lo hizo en 2015, pero no está claro que el partido naranja vaya a tomar el mismo camino.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad