El candidato del PSOE al 28-A, Pedro Sánchez, durante la jornada de reflexión en Anchuras, Ciudad Real. Foto: EFE/IM

El PSOE le arrebata al PP la "España vacía"

stop

El PP se deja la mitad de los escaños de la España vacía que ganó en 2016: ahora tiene 26, y el PSOE 42

Alessandro Solís

Economía Digital

El candidato del PSOE al 28-A, Pedro Sánchez, durante la jornada de reflexión en Anchuras, Ciudad Real. Foto: EFE/IM

Barcelona, 29 de abril de 2019 (04:55 CET)

La España vacía, el arma secreta de Mariano Rajoy y la maldición de Pablo Casado. Las provincias rurales de menos de cinco escaños no se dejaron seducir por el nuevo presidente del Partido Popular como lo hicieron con antecesor y, en cambio, bascularon hacia el PSOE.

El PP se dejó la mitad de los escaños que consiguió en la España vacía –o vaciada, según qué partido se refiera a ella– en las elecciones de 2016. De los 53 escaños que logró entonces, ahora tiene 26; menos del 50%. Se los arrebató el PSOE, aunque también hubo un avance notable de Ciudadanos, en detrimento de Podemos, el segundo gran perdedor en este sentido.

La estrategia de Casado, que en la precampaña pidió a Vox que tirase la toalla en la España vacía, no sirvió de mucho. El partido de Santiago Abascal no era realmente el rival que temía. Apenas consiguió dos de sus 24 escaños en las zonas rurales. Es decir, el 8% de los diputados de Vox se facturaron en la España vacía; una estrategia que también convendrá revisar.

La formación de Pedro Sánchez, quizá una de las que menos ruido hizo sobre la España rural durante la campaña, se izó victoriosa en estas provincias. Un total de 42 diputados socialistas llegarán al Congreso por el apoyo de los ciudadanos que viven en el grueso territorial del país, que a su vez es uno de los más descuidados por los políticos.

Podemos, que en 2016 alcanzó 15 escaños en la España vacía, ahora solo se hace con cuatro. Ciudadanos, en cambio, pasó de 3 diputados en 2016 a 19 tras estas elecciones; sin duda, fue la formación que dio la sorpresa en el medio rural. Otros partidos que consiguieron uno o dos escaños fueron Vox, Bildu, PNV, ERC y la coalición Navarra Suma.

La España vacía, tema medular de la campaña del 28-A

La España vacía reparte 103 escaños en 28 provincias. Estas circunscripciones estuvieron en el corazón de la estrategia de campaña de Rajoy en 2015 y 2016, y Casado cogió el testigo en esta ocasión. Nada más empezar la campaña, el candidato popular le dio tremendo peso a estas provincias en su calendario de visitas, actos y mitines.

Con lo que no contaba era con que Rivera también tiraría por ahí. Ciudadanos presentó una propuesta para repoblar la España vacía que pasaba por rebajar el 60% del IRPF a los habitantes de municipios despoblados, promover otros incentivos fiscales y un proyecto de 900 millones de euros que detallaría en breve. De pronto estas promesas le consiguieron todos estos escaños.

En medio de esto, los ciudadanos de la España vacía llenaron Madrid en plena precampaña. Al menos 50.000 personas protestaron en Madrid a finales de marzo para reinvindicar soluciones urgentes para que el medio rural "no agonice" porque "sin pueblos no hay futuro". Los organizadores de la protesta no querían que fuera partidista, pero eso no impidió que PP, Cs, PSOE y Podemos participaran.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad