El Reino Unido se va de la Unión Europea

stop

El país decide dejar la Unión con más de un millón de votos de diferencia y abre una crisis de dimensiones desconocidas, con el país dividido en dos partes

Un ciudadano británico paseando con la bandera de la UE / Reuters

Barcelona, 24 de junio de 2016 (07:07 CET)

Los mercados anunciaban que el Reino Unido se quedaría, pero los ciudadanos británicos han decidido el Brexit. El Reino Unido se va de la Unión Europea, tras un referéndum convocado por razones puramente electoralistas por David Cameron.

Con el 80% del escrutinio, con 309 circunscripciones de las 382, los británicos han votado por el Brexit, con más de un millón de votos de diferencia, un 52% a favor del Brexit, y un 48% a favor del Remain.

El mapa del voto en el referéndum refleja una división total con consecuencias de dimensiones desconocidas. Escocia e Irlanda del Norte ha votado por la permanencia, por el Remain, lo que ha llevado a un portavoz del Sinn Fein, en Irlanda del Norte a decir que el gobierno británico ha perdido el mandato para representar a la gente de ese territorio. Eso complicará la vida a Cameron y abre una crisis institucional, con la posibilidad de que Irlanda del Norte pida unirse a la República de Irlanda, que forma parte de la Unión Europea.


Escocia e Irlanda del Norte, ¿fuera del Reino unido?

En Escocia han votado a favor de permanecer en la Unión Europea el 62%, lo que abre, de nuevo, la posibilidad de un referéndum para salir del Reino Unido.

El mapa refleja la opción de la Little England por abandonar la Unión Europea, pese a todas las advertencias del Gobierno de Cameron, que puede tener los días contados al frente del Ejecutivo.

El Norte de Inglaterra, y del Reino Unido, lo que incluye a Escocia, e Irlanda del Norte, se han inclinado mayoritariamente por la permanencia en la Unión Europea, mientras que el Sur, esa Little England, ha apostado por el Leave, o el Brexit.


Apuesta por la Little England

La desigualdad social explica en gran medida ese voto. Todo el norte de Inglaterra, con menos inmigración que el sur –paradójicamente—, que se encuentra en una situación económica peor, desindustrializada, y dependiente de los subsidios del gobierno, se ha movido por cuestiones más sentimentales y ha optado por el Brexit, tras una campaña agresiva de los tabloides y de los dirigentes del UKIP, y de una buena parte del Partido Conservador. Aunque esa agresividad se moderó, tras el asesinato de la diputada laborista Jo Cox, la apuesta por una especie de autarquía ha acabado triunfando.   

Para la Unión Europea se trata también de una situación crítica. El Consejo Europeo del mes de febrero acordó con el Reino Unido una serie de condiciones, principalmente referentes a los derechos sociales de los inmigrantes, para que Cameron pudiera defender el Remain. Pero el premier británico ha fracasado completamente.

Según apuntan la BBC, Sky News eITV, la ventaja del Brexit es ya insalvable, y con lo que queda de escrutinio el Brexit puede ser una realidad en las próximas horas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad