El presidente de la CEOE, Juan Rosell, y el secretario general de la UGT, Pepe Álvarez, en un acto sindical. El lunes se reunieron con Oriol Junqueras en la cárcel de Lledoners.  /EFE/Emilio Naranjo/ARCHIVO

El teléfono de Rosell arde tras su reunión con Junqueras

stop

Rosell desespera a dirigentes de la CEOE por su reunión con Junqueras, pero evitan criticarlo en público porque le queda poco más de un mes en la presidencia

Josep Maria Casas

Economía Digital

El presidente de la CEOE, Juan Rosell, y el secretario general de la UGT, Pepe Álvarez, en un acto sindical. El lunes se reunieron con Oriol Junqueras en la cárcel de Lledoners. /EFE/Emilio Naranjo/ARCHIVO

Barcelona, 10 de octubre de 2018 (13:14 CET)

La reunión que mantuvo este lunes el presidente de la CEOE, Joan Rosell, con el líder de ERC, Oriol Junqueras, en la cárcel de Lledoners (Barcelona) ha generado malestar en la gran patronal española. Sin embargo, estas críticas no se han hecho públicas para evitar un nuevo conflicto interno con Rosell cuando le queda poco más de un mes en la presidencia.

Un destacado dirigente de la CEOE llamó por teléfono a Rosell para recriminarle su encuentro con Junqueras. Fuentes patronales aseguran que no ha sido la única llamada que ha recibido en las últimas horas para afearle este gesto, aunque no piensan formular estas críticas en público.

Desde la CEOE se insiste en que Rosell se reunió con Junqueras a título personal. No obstante, un dirigente crítico señala que, mientras Rosell sea presidente de la CEOE, “nos representa a todos” y, por lo tanto, “no puede reunirse con un líder independentista” acusado de rebelión contra el Estado.

Elecciones a la CEOE

Rosell abandonará la presidencia de la CEOE después de las elecciones del próximo 21 de noviembre. En este sentido, otro dirigente crítico indica que “no hay ningún problema” en que Rosell se reúna con Junqueras, pero no mientras esté al frente de la gran patronal española.

Estas fuentes indican que no formularán quejas en público para evitar un nuevo conflicto con Rosell cuando falta poco más de un mes para que deje el cargo. Sin embargo, no esconden su malestar, especialmente porque Rosell no informó ni al comité ejecutivo ni a la junta directiva de este encuentro con el líder de ERC en la cárcel de Lledoners.

También se sienten molestos por el carácter “secreto” de la reunión. Esta trascendió porque una periodista de Euskal Telebista vio el lunes a Rosell y al secretario general de la UGT, José María Álvarez, salir de Lledoners. Esta periodista cubría la reunión que, a continuación, mantenían un grupo de diputados del parlamento vasco con Junqueras.

Mientras que en la UGT este encuentro no ha provocado reacciones destacables, algunos dirigentes de la CEOE están indignados con Rosell. Reconocen que siempre se ha opuesto a la deriva independentista catalana, pero a menudo la exigieron mayor contundencia. Recuerdan que se ha reunido con Junqueras, al cual responsabilizan del traslado fuera de Cataluña de miles de sedes sociales de empresas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad