Antonio Garamendi (i) y Joan Rosell (d). El primero ha presentado formalmente su candidatura para relevar al segundo. /EFE

Garamendi formaliza su candidatura para presidir la CEOE

stop

Antonio Garamendi obtiene el respaldo de Joaquim Gay de Montellà para presidir la CEOE y su camino queda completamente despejado

Josep Maria Casas

Economía Digital

Antonio Garamendi (i) y Joan Rosell (d). El primero ha presentado formalmente su candidatura para relevar al segundo. /EFE

Barcelona, 12 de septiembre de 2018 (20:11 CET)

Antonio Garamendi ha anunciado formalmente este miércoles su candidatura para relevar a Joan Rosell en la presidencia de la CEOE. Tal como marcan los estatutos de la gran patronal española, se celebrarán elecciones aunque se presente un único candidato. La votación será el próximo 21 de noviembre.

Durante la junta directiva de la CEOE de este miércoles tomaron la palabra más de una treintena de sus miembros. Sin excepción, todos expresaron su apoyo a Garamendi, actual presidente de Cepyme y vicepresidente de la CEOE.

Incluso Joaquim Gay de Montellà, otro de los vicepresidentes, le ofreció su apoyo personal y el de la patronal catalana Foment del Treball. Aseguró que estaba a favor de “la unidad”, aunque hasta hace unos días amagó con una candidatura alternativa a la de Garamendi. Gay de Montellà busca una salida elegante antes de abandonar la presidencia de Foment, que celebrará elecciones poco antes que la CEOE. Al final de la reunión, se abrazó a Garamendi.

Nadie espera que surja un rival que le dispute la presidencia, aunque hasta el 14 de noviembre se pueden presentar candidaturas.

Advertencia a Pedro Sánchez

La CEOE ha lanzado una advertencia al gobierno de Pedro Sánchez. En un comunicado, la patronal constata que hay “señales de desaceleración” que se ven “agravadas por los anuncios de subidas fiscales” efectuadas por diversas ministras del ejecutivo socialista.

En su último informe trimestral, la CEOE revisa a la baja las perspectivas de la economía española. Para 2018, se estima un crecimiento del PIB del 2,7% (cuando la previsión anterior era del 2,8%). Para 2019, el cálculo es del 2,3% (cuando antes lo situaban en el 2,6%).

La patronal considera que este panorama se agrava por la “incertidumbre” creada por los anuncios sobre mesuras fiscales que el gobierno de Sánchez ha lanzado a la opinión pública desde la moción de censura. Se refieren a propuestas como el impuesto a las tecnológicas, a las transacciones financieras, el gravamen específico sobre beneficios de las entidades financieras, el impuesto al gasóleo, el incremento del de sociedades, la tributación sobre beneficios obtenidos en el extranjero, las sicav o las socimi. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad