El Tribunal Constitucional suspende la consulta soberanista catalana

stop

HACIA EL 9N

La abogada del Estado, Marta Silva, a la salida del Tribunal Constitucional / EFE

29 de septiembre de 2014 (20:16 CET)

Suspendida. El Tribunal Constitucional ha admitio a trámite, y por unanimidad, los dos recursos presentados por el Gobierno central contra la ley de consultas del gobierno catalán, y contra el decreto de convocatoria del 9 de noviembre del President Artur Mas.

Con esa decisión, la consulta soberanista queda suspendida, y, como consecuencia de ello, queda sin efecto, como apuntó la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, toda la campaña institucional que ha puesto en marcha el Govern de la Generalitat.

El Tribunal Constitucional se ha reunido este mismo lunes, a media tarde, para abordar los dos recursos, antes de lo esperado, y siguiendo la petición del Gobierno de admitir a trámite los dos recursos.

Sentencia sobre el fondo, más adelante

Ello implica una suspensión cautelar de cinco meses, porque se han seguido todos los pasos exigidos. El Gobierno ha solicitado esa suspensión, invocando la posibilidad de veto que le ofrece la Constitución para suspender leyes de ámbito autonómico. Los recursos llevan la firma del presidente del Gobierno, algo necesario, y se apela al artículo 161.2 con el objeto de que la ley y también el decreto queden suspendidos.

A partir de aquí, el Govern de la Generalitat debería acatar esa suspensión cautelar, que no quiere decir que ni la ley ni el decreto sean anticonstitucionales. Lo que hace el TC es suspenderlos para poder analizar el fondo ambos textos y emitir una sentencia.

El Govern de Artur Mas presentará alegaciones para que levante esa suspensión y con ello pretende ganar unos días más, que aprovechará para mantener la campaña institucional a favor de la consulta. Esta misma noche, por ejemplo, se podía ver todavía esa campaña en los medios audiovisuales.

Mas, sorprendido por la reacción "supersónica" del TC

Mas había reaccionado justo antes de conocer la decisión del Constitucional. En la presentación del libro blanco de la consulta, que agrupa los 18 informes del Consejo Asesor para la Transición Nacional, el President ha calificado de “hostil” la actitud del Gobierno español, por presentar los dos recursos, y se ha sorprendido de que el Constitucional se reuniera posteriormente a una “velocidad supersónica”.

La idea de Mas es que sólo quiere conocer "la opinión de los catalanes", y que si el Gobierno quiere hacerlo por su cuenta, que “lo haga”. En cualquier caso, Mas tratará de mantener el pulso con las alegaciones ante el Constitucional.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad