El Tribunal de Cuentas desnuda las cuentas de Unió y de CiU

stop

QUIEBRA TÉCNICA

07 de noviembre de 2013 (20:00 CET)

El Tribunal de Cuentas ha ofrecido su nuevo informe sobre la fiscalización de los partidos políticos entre los ejercicios 2009 y 2011. Son los números que dejan a 17 formaciones políticas en una situación de quiebra técnica, con “patrimonio neto negativo”.

Y el agujero más grande corresponde a Unió, y a CiU. El caso del partido democristiano es especialmente ilustrativo: un agujero de 11,2 millones de euros.

Tras Unió, el Tribunal de Cuentas sitúa a CiU, con un patrimonio neto negativo de 10,1 millones de euros. Sin embargo, el argumento de Convergència es que el tribunal trata las cuentas de CiU como si fuera un solo partido, cuando es una federación de dos formaciones políticas, que funcionan de forma autónoma salvo en las contiendas electorales.

Izquierda Unida y BNG


Eso implica, según CDC, que no tiene patrimonio como tal. CDC tiene, según su dirección, un patrimonio neto positivo.
Por detrás de Unió, y CiU, según el Tribunal de Cuentas, se sitúa Izquierda Unida, con un agujero de 8,5 millones de euros.

Tras esas tres formaciones, le sigue el BNG, con los datos de 2011, que presenta 3,4 millones de pasivo. Le siguen otras formaciones de ámbito autonómico o local, como Izquierda Unida de Andalucía, con 3,2 millones; ICV, con 3,1 millones; Izquierda Unida de Madrid, 1,8 millones; o UpyD, con 581.000 euros.

Todas estas formaciones, según el informe del Tribunal de Cuentas, deberán ajustar sus actividades económicas para poder conseguir “el necesario reequilibrio patrimonial”, porque la mayoría de sus ingresos son públicos.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad