El vídeo 'íntimo' de Rajoy para vender la gestión del PP

stop

Tomando un café con sus compañeros de partido, el presidente del Gobierno admite que ha cometido "miles de errores", ninguno en política económica

Rajoy junto a Cospedal, Floriano, González-Pons y Arenas en el vídeo de la campaña

Barcelona, 17 de enero de 2015 (10:34 CET)

Podría haber una bandeja con bollos y magdalenas, pero en la mesa hay manzanas. Rajoy añade leche a su café, al menos eso parece anunciar la jarra con la palabra milk, y en un ambiente distendido afirma que lo que le da "equilibrio y fuerza" es hacer aquello que cree que debe hacer. Así arranca la nueva campaña del Partido Popular para convencer a los votantes de la gestión realizada, una propuesta que pretende vender cercanía y ponerle rostro a las cifras macroeconómicas positivas, a la recuperación económica que ha constituido la espina dorsal de la política de Mariano Rajoy.

El lema y la página web, fatal posicionada en los buscadores, aglutina una serie de vídeos en los que el presidente del Gobierno conversa con la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, y los vicesecretarios generales del PP, Carlos Floriano, Esteban González-Pons y Javier Arenas. Filmado en un estilo que recuerda a las conversaciones del Sabadell, el mensaje continuista con la gestión actual es claro, desde el título de la campaña hasta las manifestaciones de sus protagonistas.

Promete bajar los impuestos

Si es cierto que Rajoy admite errores, también lo es que la campaña se preocupa por enumerar los logros de su gestión. María Dolores de Cospedal explica: "Que haya bajado la prima de riesgo significa que pagando menos intereses se pueden prestar más servicios sociales. Eso los ciudadanos no lo saben". Y Rajoy apostilla: "Nos ahorramos 8.000 millones el año pasado".

Carlos Floriano da la clave: "Nos ha faltado darle un poco de piel a cada cifra positiva que estamos teniendo".



Y después llegan las promesas. Rajoy se sincera reiterando, como ya había admitido, que tuvo que tomar medidas que no estaban en su programa. Sin embargo, entre las "miles de equivocaciones" que pudo haber cometido, no está la gestión económica. El presidente del Gobierno está convencido de que tomó la dirección correcta.

Para el año en curso, promete una reforma fiscal y bajar los impuestos.

"Eso lo tendríamos que hacer", apostilla González-Pons.

"Sí, porque estimula la actividad económica", sentencia Rajoy.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad