ERC acepta que Colau se mantenga al margen del 'procés' al gobernar Barcelona

stop

BAILE ELECTORAL

El líder de ERC, Oriol Junqueras (izquierda), y la de BComú, Ada Colau (derecha)

en Barcelona, 04 de junio de 2015 (11:33 CET)

Ada Colau está un poco más cerca de ser alcaldesa de Barcelona. La líder de BComú se mostró firme este miércoles en su rechazo a sumarse al pacto soberanista para las próximas elecciones autonómicas que fija como principal objetivo la independencia. Colau afirmó que no comparte la "hoja de ruta" de CiU, dio un portazo al procés y se ha salido con la suya: ERC no ha tardado ni 24 horas en mantener abierto el diálogo para llevar a la activista a la alcaldía de la capital catalana.

Ha sido el líder de los republicanos, Oriol Junqueras, quien ha mandado el mensaje a BComú en la televisión regional, TV3. Afirmó sin tapujos que su partido está dispuesto a ayudar a Colau a gobernar la ciudad desde dentro, desde fuera, desde al lado, desde más allá o desde más cerca".

Más reuniones

ERC contempla cualquier alternativa posible mientras garantice el desembarco de la coalición de varios partidos de la izquierda, entre los que se encuentra ICV y Podemos, en el Ayuntamiento de Barcelona. El acuerdo exacto se determinará en los próximos encuentros bilaterales entre ambas formaciones.

"Encontraremos la manera de hacerlo, por nuestra parte no quedará", sentenció. Sobre la negativa de Colau a adherirse al proceso soberanista, manifestó que "cada cual debe asumir sus responsabilidades".

Programa social

Estas, por el momento, no pasan por dejar a BComú en la oposición. El PSC de Jaume Collboni, la cuarta fuerza política de la ciudad, ya había declarado que su programa electoral tiene muchos puntos en común con la propuesta de Colau, especialmente en clave social. Lo mismo que ocurre con ERC, según las declaraciones que hizo la activista tras sentarse por primera vez con el equipo de Alfred Bosch.  

Aún no está claro si el PSC y ERC se unirán al futuro gobierno municipal o se mantendrán en la oposición, facilitando la gobernabilidad de Barcelona con acuerdos puntuales. Las CUP apostaron por esta última opción hace tres días.

El baile sigue y Colau aún busca a sus parejas ideales. 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad