ERC deja la Diputación de Barcelona en manos de la convergente Mercè Conesa

stop

CDC mantiene la silla

Redacción

La convergente Mercè Conesa con el republicano Dionís Guiteras, presidenta y vicepresidente de la Diputación de Barcelona.
La convergente Mercè Conesa con el republicano Dionís Guiteras, presidenta y vicepresidente de la Diputación de Barcelona.

Barcelona, 15 de julio de 2015 (14:38 CET)

El pacto CDC-ERC para la lista unitaria el 27-S parece haber rehecho los puentes entre ambas formaciones y se ha trasladado a la Diputación de Barcelona, que presidirá la convergente Mercè Conesa gracias al apoyo de los republicanos. La intención de ambos partidos es clara y pasa por poner a la institución al servicio del proceso independentista.

Conesa, alcaldesa de Sant Cugat del Vallès, sustituye al también convergente Salvador Esteve al frente de la Diputación, mientras Dionís Guiteras, alcalde de Moià, de ERC, será el vicepresidente.

Contribución "activa"

Conesa ha explicado que el acuerdo con ERC tiene como principales ejes las políticas sociales y la lucha contra la desigualdad, el fomento de la actividad económica, la transparencia y la contribución "activa" al "proceso de transición nacional".

Guiteras ha asegurado que los municipios no pueden quedar "al margen" del proceso independentista porqué "son estructuras de Estado", y deben mostrar una "clara lealtad" hacia el Govern de la Generalitat.

La rotura de CiU

Además de la buena sintonía entre CDC y ERC, también se ha visualizado la rotura de CiU. CDC y UDC concurrieron juntas a las últimas municipales, pero los tres miembros de Unió de la Diputación -Sònia Recasens, Laura Martínez y Jesús Calderer- no han firmado el pacto con ERC, aunque "comparten la gran mayoría de los ejes programáticos" y "se sienten cómodos con este acuerdo de gobernabilidad", ha explicado Conesa.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad