Pere Aragonès, Roger Torrent y Marta Vilalta en un acto de ERC, el 27 de junio de 2020 | EFE/QG

ERC estalla contra Iglesias: "Esperábamos más de Podemos"

stop

Los republicanos reprochan que dirigentes de Unidas Podemos pongan en duda el retorno de la mesa de negociación con el independentismo

Barcelona, 29 de junio de 2020 (14:30 CET)

Las declaraciones de Alberto Garzón, que cuestionó este lunes la conveniencia de volver a reunir la mesa de diálogo antes de las elecciones en Cataluña, han indignado a Esquerra. La portavoz republicana, Marta Vilalta, ha respondido que "esperábamos más de Podemos" y que tenían la percepción de que el partido de Pablo Iglesias estaba "comprometido con el hecho de poder convocar y celebrar la segunda reunión lo antes posible, porque lo que se necesita es poder fortalecer estas conversaciones y llegar más pronto que tarde a una solución democrática".

Sobre la mesa de diálogo, que ERC quiere que se reúna en julio, el ministro de Consumo dijo que "estaría bien que debatiera soluciones sin estar mirando con el rabillo del ojo las encuestas electorales", refiriéndose a la aún pendiente convocatoria electoral que Quim Torra dice que hará cuando esté "encarrilada" la salida de la crisis del coronavirus. Unas palabras que han caído como un jarro de agua fría en la sede de ERC, que ve en Podemos su aliado más cercano en el Gobierno de coalición, siendo los morados precisamente impulsores del diálogo con el separatismo.

"Tampoco nos preocupamos en exceso", ha matizado Vilalta, "porque sabemos que la segunda reunión de la mesa se va a celebrar este julio; este es el compromiso de todas las partes". En este orden de las cosas, ERC ha flexibilizado su ultimátum a Sánchez para reunir la mesa en la primera quincena de julio. Ahora, habla de julio pero sin limitarse a la primera mitad del mes, asegurando que la formación "no pidió estrictamente" una fecha concreta, según Vilalta, pese a que Pere Aragonès fijo hace dos semanas un límite de un mes para retomar la negociación.

ERC insiste en que el llamado "conflicto catalán" ha seguido presente durante la emergencia sanitaria, así como la "represión" del Estado, y defiende que "el coronavirus no nos puede hacer olvidar reivindicaciones que reclamamos desde hace tiempo" como la autodeterminación o la amnistía de los presos del 1-O. "No es posible hablar de la reconstrucción sin hablar del horizonte de la república", ha asegurado Vilalta, haciéndose eco del eslogan que los republicanos estrenaron recientemente: "De la reconstrucción a la república".

Sobre la previa de mesa de diálogo que Quim Torra anunció que convocaría para que las formaciones independentistas se preparen para regresar a las negociaciones bilaterales con el Gobierno de Pedro Sánchez, Vilalta ha dado a entender que no ha habido avances. "Estamos intentando trabajar internamente para llegar a la mesa de diálogo lo más preparados posible", ha explicado, añadiendo que cree que "en los próximos días se aclarará el calendario" porque "estamos convencidos de que es necesario que se haga".

"Relaciones tocadas"

La portavoz de Esquerra también ha confirmado que las relaciones con el Gobierno central "están más tocadas" porque "no hay esa confianza que creemos que debe haber, teniendo en cuenta que hemos hecho posible una investidura y una mesa de negociación". ERC ve a un Ejecutivo "que se autodenomina el más progresista de la historia y que es poco ambicioso y no está dando los pasos para lanzar agendas para la crisis y el conflicto catalán", y aunque "no dejaremos de insistir en la necesidad de retomar lavía del diálogo, de momento no tenemos claro qué posición defiende" Sánchez.

Para los de Oriol Junqueras, la decisión que debe tomar el Gobierno es sencilla: o "mantiene aquellas mayorías de izquierdas que hicieron posible la investidura", o "vira a la derecha con Ciudadanos y los acuerdos de Estado". En ese sentido, Vilalta tiene claro que "el calendario de negociación de los Presupuestos aclarará todo", pues allí se verá si la intención de Sánchez e Iglesias es seguir contando con el bloque de la investidura o apelar a Cs y en parte al PP. Y ha insistido en que es "incompatible" que las cuentas se acuerden tanto con ERC como con Cs. "Defendemos modelos totalmente distintos".

"PSOE y Podemos tendrán que decir hacia dónde dirigen su política. Si es hacia las mayorías de la izquierda progresista e independentista, o si se desvían hacia la derecha con Cs. Nuestra pregunta es hacia Podemos: ¿se sienten cómodos con ese posible pacto con Cs?", ha concluido la portavoz.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad