Oriol Junqueras y Carles Puigdemont, en el Parlament de Cataluña, en una imagen de archivo. EFE

ERC y JxCat recrudecen su guerra (y acorralan a Torra)

stop

La escalada de tensión entre los republicanos y la formación de Puigdemont va en aumento tras el acuerdo en la Diputación de Barcelona

Barcelona, 06 de julio de 2019 (19:52 CET)

La escalada de tensión entre Esquerra Republicana (ERC) y Junts per Catalunya (JpC) es cada vez más palpable. Los primeros indicios se notaron el día después de la convulsa constitución de los Ayuntamientos, que ya dejó reproches varios: los de Carles Puigdemont acusaron que los republicanos forjaran pactos con el PSC del "155" en una veintena de municipios para arrebatarles la alcaldía. Ahora es ERC quien carga contra JpC por dar su apoyo a los socialistas en la consecución de la Diputación de Barcelona.

“La confianza está rota”, manifestaba este viernes el portavoz republicano, Sergi Sabrià, para advertir de posibles consecuencias en el Govern. Sin embargo, el presidente del PDECatDavid Bonvehí –encargado de rubricar el pacto–, ha respondido este sábado con ironía: “Entiendo que tendrá consecuencias positivas”, para argumentar que ahora “habrá una fuerza independentista en la Diputación”. La máxima expresión de esa confianza rota se ha traducido este sábado con algunos tuits del portavoz de ERC en el Congreso de los Diputados, Gabriel Rufián, quien ha acusado a la portavoz municipal de JpC en Sabadell, Lourdes Ciuro, después que esta criticara la negativa de ERC a pactar con Sánchez  de ser "Lady Deshaucios". 

 

Iceta se suma al embrollo

Este mismo sábado, el presidente del PSC, Miquel Iceta, se ha sumado al embrollo. Iceta ha pedido que los partidos respeten "las reglas, las mayorías y los acuerdos" y que se intente consolidar una "cultura política democrática basada en el respeto y la convivencia". Durante el informe político abierto a la prensa, del Consejo Nacional del PSC, Iceta ha hecho estas demandas después de que los socialistas y JxCat hayan cerrado un acuerdo a la Diputación de Barcelona.

Así, el socialista ha criticado la "incapacidad de aceptar la legitimidad" de los acuerdos entre formaciones políticas y ha dicho que esto es "incompatible con la sensibilidad democrática exigible a los diferentes dirigentes políticos". "Si no aceptamos las reglas de juego, quién lo hará", se ha preguntado. Durante la intervención ha reclamado que se evite el "sectarismo" y el bloqueo.

Se tensa la relación

Como ya avanzamos ésta semana, el acuerdo entre el PSC y Junts per Catalunya (JpC) para gobernar juntos en la Diputación de Barcelona tensa todavía más las convulsas relaciones ente los posconvergentes y ERC, que también aspiraba a mandar en el gobierno provincial de la mano de sus socios en la Generalitat. Los de Oriol Junqueras no han tardado en reaccionar al anuncio de la entente con los sociliastas de manera airada. Han calificado de "escándalo" el pacto y han advertido a JxCat de que podría ser la gota que colme el vaso de su paciencia.

El primero en cargar este viernes contra los posconvergentes por fue el presidente del grupo parlamentario de Esquerra, Sergi Sabrià, que consideró que el acuerdo no tiene "ninguna explicación digna" y que habrá que "valorar las consecuencias" que tendrá en el govern. 

La reacción de Sabrià a la difusión del pacto fue inmediata y durísima."Nos sorprende que Quim Torra y Carles Puigdemont hayan avalado este pacto. Los de la jugada maestra se han superado y han dado la presidencia de la Generalitat a los del 155", espetó en declaraciones a Nació Digital.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad