Ernest Maragall es el candidato de ERC a la alcaldía de Barcelona. EFE

Ernest Maragall abre a Colau un pacto soberanista antes del 26-M

stop

El alcaldable de ERC por Barcelona plantea un compromiso para avalar a la lista soberanista más votada en una propuesta que también dirige a Ada Colau

Iván Vila

Economía Digital

Ernest Maragall es el candidato de ERC a la alcaldía de Barcelona. EFE

Barcelona, 25 de febrero de 2019 (13:02 CET)

El candidato de ERC a la alcaldía de Barcelona, Ernest Maragall, sigue maniobrando para asumir la iniciativa política entre el independentismo, aprovechando que la candidatura conjunta en la que trabajan el Pdecat, Junts per Catalunya (JpC) y la Crida de Carles Puigdemont sigue pendiente de concretarse más allá de saber que su alcaldable será Joaquim Forn, de facto más una figura simbólica que un candidato efectivo, dada su situación procesal y de prisión preventiva. 

Maragall propone que el conjunto del soberanismo suscriba un acuerdo pero no para una candidatura conjunta, como esa a la que el espectro neoconvergente querría arrastrar a Esquerra, que rechaza la idea, sino en clave postelectoral.

En un artículo publicado en el diario Ara, el alcaldable de los de Oriol Junqueras plantea suscribir un compromiso para dar apoyo al candidato de la lista más votada de entre las que suscriban el pacto para así facilitar su investidura.

Puerta abierta a Colau

Con la propuesta, Maragall sigue amagando con la posiblidad de llegar a acuerdos con Barcelona en Comú, la formación de la alcaldesa Ada Colau. De hecho, plantea que, más allá del acuerdo con Pdecat, JpC y la Crida, "es el momento de buscar el acuerdo y la coincidencia con otros espacios políticos como la CUP o los comunes soberanistas".

Claro que en ese ofrecimiento a los comunes hay más de escenificación que de confianza en que sea factible, teniendo en cuenta la línea abiertamente independentista que plantea como eje de actuación, porque el acuerdo compremetería a los firmantes a "adoptar las iniciativas conjuntas que en cada momento expresen mejor el objetivo republicano" y sería vigente para todo el mandato, "especialmente en los pactos estratégicos de país que se planteen en el camino para avanzar hacia la República".

Maragall aprovecha para dar argumentos contra la idea de una candidatura unitaria, y recuerda que en Barcelona, JpC y ERC consiguieron conjuntamente mejores resultados concurriendo por separado a las elecciones del 21 de diciembre de 2017, cuando obtuvieron 370.106 votos (un 40,49%), que cuando lo hicieron conjuntamente con la marca Junts per Sí en 2015, cuando fueron 326.415 (un 37,23% de votos).

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad