Fernández Díaz ampara a Rajoy: ''El presidente no sabía nada''

stop

El ministro del Interior en funciones asegura que él es ''la víctima de este ataque'' y que lo que se debe cuestionar es quien ''grabó la conversación''

Economía Digital

Mariano Rajoy, acompañado de Jorge Fernández Díaz, antes del foro organizado en Barcelona por El Periódico / EFE/Quique García
Mariano Rajoy, acompañado de Jorge Fernández Díaz, antes del foro organizado en Barcelona por El Periódico / EFE/Quique García

Barcelona, 22 de junio de 2016 (11:34 CET)

La reunión entre el ministro de Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz y el jefe de la Oficina Antifraude, Daniel de Alfonso, continúa generando polémica. El ministro del PP ha querido dar la cara este miércoles y ha dejado claro que fue él quien llamó a Mariano Rajoy para informarle del contenido de la conversación. Considera que "es la víctima de este ataque" y que lo que se tiene que cuestionar es quién grabó la conversación".

Fernández Díaz, que reconoce que la reunión se celebró, asegura que se están confundiendo los términos, teniendo en cuenta que la conspiración está en la grabación. Además sostiene que la conversación se ha publicado "editada y por fascículos" y da pie a interpretaciones equivocadas.

En relación a las declaraciones de Carles Puigdemont en las que reclamó su dimisión tras conocer la noticia, Fernández Díaz ha dejado claro que "el presidente de la Generalitat no está a la altura de las circunstancias". En este sentido también lamenta que el resto de partidos reclamen que deje el cargo "sin esperar a que se den explicaciones".

Al principio de su intervención ante los periodistas, Fernández Díaz, ha querido justificar su reunión con De Alonso explicando que la Oficina Antifraude es una institución que fue creada durante el gobierno del Tripartito en Cataluña y la ley, mediante la cual se creó,  "prevé la colaboración con otras instituciones del Estado".

Los partidos de la oposición piden su dimisión

Los líderes de PSOE, Podemos y Ciudadanos han pedido la dimisión de Fernández Díaz. Los tres coinciden en que se trata de un hecho muy grave que no se puede tolerar en democracia. Pedro Sánchez le ha pedido que "abandone la vida política", Pablo Iglesias asegura que es lo suficientemente grave como para que dimita de forma inmediata y Albert Rivera recuerda que "la policía está al servicio de la democracia y no de los partidos políticos".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad