El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián./EFE

Lo nunca visto: Rufián sufre un escrache de independentistas

stop

El diputado de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, se ha convertido en la diana de otros soberanistas por la abstención en la investidura de Pedro Sánchez

Barcelona, 28 de julio de 2019 (14:35 CET)

El diputado de Esquerra Republicana (ERC) en el Congreso, Gabriel Rufián, se ha convertido en la diana de otros soberanistas por la abstención de su partido durante la fallida investidura del socialista Pedro Sánchez

Según una información de El Mundo, su presencia en varios actos durante el fin de semana se ha convertido en la diana de otros soberanistas. El viernes fue en una localidad de Barcelona –Dosrius– cuando Rufián presentaba su libro 'Ser de izquierdas es ser el último de la fila (y saberlo)' y un grupo de personas convocadas por el CDR local acusó al diputado y a su partido de ser una "vergüenza" por su abstención sin ningún tipo de contraprestación.

En su intervención el propio Rufián instó a "identificar correctamente al adversario" mientras que representantes de ERC de Dosrius agradecieron la presencia del diputado y alertaron a sus compatriotas de ideología que "no nos harán callar".

Más enemigos para Rufián

No fue el único acto de rechazo al diputado independentista. El sábado, en la celebración de la tradicional fiesta de Les Santes de Mataró, la plataforma Stop155 Maresme también convocó una protesta ante la presencia de Rufián durante los actos institucionales, como la misa o el desfile de autoridades.

Numerosas personas han exhibido urnas, pancartas y lazos amarillos a favor de la libertad de los líderes soberanistas encarcelados por estar procesados por rebelión además de acusar a Rufián de pactar con los socialistas, a los que hacen responsable de la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña.

En este sentido la plataforma soberanista convocante recuerda que rechaza "cualquier acuerdo o abstención con los partidos del 155" por lo que instaban a la ciudadanía a mostrar a Rufián el "rechazo ante los intentos de blanquear y hacer presidente al carcelero Pedro Sánchez".

El voto diferente de ERC, abstención, y JxCat, en contra; en la investidura fallida del presidente del Gobierno en funciones ha escenificado más su ruptura. Pese a esto, el presidente de la Generalitat Quim Torra y su antecesor en el cargo apostaron por una "estrategia unitaria del independentismo" ante la sentencia del juicio del Tribunal Supremo y por eso convocaron una reunión del Consell per la República. Los líderes independentistas buscan un consenso y responsabilizan al Estado y al ciclo electoral de "disgregar a los partidos". 

Tras los pasos de Joan Tardà

Rufián protagonizó durante el pleno de investidura, un giro inesperado. Calzando sus zapatos de hombre de estado, el dirigente de ERC criticó duramente a la izquierda por su incapacidad de llegar a un acuerdo de investidura. Un gesto más propio de su antecesor, Joan Tardà, que de Rufián –caracterizado habitualmente por ser el más rebelde del Congreso–.

Los republicanos saben que un Gobierno en Madrid con una vicepresidenta de Unidas Podemos y varios ministros (hasta tres les ofrecía Sánchez) hubiesen compuesto un Consejo de Ministros más favorable para romper cualquier estrategia homogénea tras la sentencia del Supremo y, eventualmente, un apoyo a la gestión de la Generalitat tras unas posibles elecciones. 

El líder de ERC incluso ha escrito un mensaje en las redes sociales quejándose de la situación generada entre PSOE y Unidas Podemos: "A ver si cuando acaben de echarse la culpa los unos a los otros sacan un rato para hacer su trabajo y ponerse de acuerdo".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad