Grecia tendrá un segundo rescate si hay “unidad nacional” 

stop

CRISIS GRIEGA

24 de junio de 2011 (11:04 CET)

Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE han prometido este jueves a Grecia un segundo rescate, que ascenderá a alrededor de 100.000 millones de euros según diversas estimaciones, si su parlamento aprueba la semana que viene el plan de ajuste y privatizaciones pactado con la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI). Los lideres europeos han sido muy claros en sus conclusiones, han pedido “a todos los partidos políticos en Grecia que apoyen los principales objetivos del programa [de ajuste] y las medidas políticas clave para garantizar su aplicación rigurosa y rápida".

Incuso la cancillera alemana, Angela Merkel, ha movido ficha y ha exigido al líder de la oposición conservadora -el partido del anterior Gobierno que metió al país en el agujero fiscal-, Antonis Samaras, que “haga honor a su responsabilidad histórica” y apruebe el polémico plan de recortes. Unas medidas que han sido contestadas por el pueblo helénico, que ha tomado las calles para rechazar los recortes que se aplicarán en el país, que llegarán a los 28.000 millones de euros. Asimismo, se han pactado privatizaciones por 50.000 millones más, subidas de impuestos y la destrucción de empleo público, entre otros.

Con todo, Samaras no da su brazo a torcer y sostiene que votará en contra de esta medida la próxima semana. Bruselas avisa: no hay plan B para Grecia y todas las ayudas de los 27 estarán ligadas al ajuste que el Gobierno socialista de Yorgos Papandreu pactó con las instituciones europeas.

Estabilidad del euro

En el texto que los líderes europeos han aprobado la víspera de San Juan, insisten en que “la unidad nacional es un requisito previo para el éxito”. En estos momentos, desbloquear la crisis política de Grecia es la prioridad principal de la UE, ya que “es importante para la estabilidad del euro”, en palabras de Merkel.

La próxima semana la troika (representantes del BCE, la Comisión Europea y el FMI) se desplazará a Atenas para vigilar que el Gobierno helénico cumpla con las reformas para cubrir el agujero de 5.500 millones de euros que se ha detectado en el país. Si esto pasa, la UE facilitará la asistencia técnica a Atenas para acelerar el pago de 1.000 millones de euros de los fondos estructurales que corresponden a Grecia.

Además, en la votación de este jueves se ha acordado desbloquear en julio la ayuda de emergencia de 12.000 millones de euros que necesita para no suspender pagos en verano, según las conclusiones pactadas por el Consejo Europeo. Este fondo no recibirá la luz verde definitiva hasta el tres de julio, antes Grecia tiene que hacer los deberes.

Financiación del segundo rescate

El segundo rescate griego se financiará "con fondos tanto públicos como privados". Los líderes europeos reclaman la participación de la banca privada "en forma de una renovación informal y voluntaria de los bonos griegos que venzan" para lograr una "reducción sustancial" de la aportación pública, evitando al mismo tiempo un "impago selectivo".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad