Miquel Iceta, con Pedro Sánchez en un acto del partido. EFE/JS

Iceta engrasa el giro de Pedro Sánchez con ERC

stop

El líder de los socialistas catalanes receta "diálogo, negociación y pacto" para superar el bloqueo actual y que el PSC llegue a primera fuerza

Barcelona, 16 de noviembre de 2019 (04:55 CET)

"Quiero seguir siendo primer secretario del PSC porque hay que encontrar soluciones a los problemas, no ignorarlos y dejar que se enquisten. Cataluña necesita y se merece diálogo, negociación y pacto”. Con esa declaración de intenciones, Miquel Iceta formaliza su intención de reeditar su indiscutido liderazgo al frente de los socialistas catalanes.

Aferrado al lema “Más PSC y mejor Cataluña”, Iceta hizo público este viernes el documento de presentación de su candidatura, que remitió el jueves al partido presentando su candidatura de cara al congreso que la formación tiene previsto celebrar los días 13, 14 y 15 de diciembre.

El líder de los socialistas catalanes formaliza así, negro sobre blanco, su alineación con el viraje de Pedro Sánchez que ya se ha traducido en un preacuerdo de gobierno de coalición con Unidas Podemos y en la búsqueda del apoyo para la investidura de esa ERC a la que hasta anteayer le negaba el pan y la sal.

PSC y ERC acercan posiciones

En su texto, Iceta advierte que Cataluña está “perdiendo fuelle”, dividida y bloqueada “en el callejón sin salida” en que la ha metido el independentismo, y sitúa al PSC como la pieza clave de una solución que admite que tiene que ser negociada. El límite a ese diálogo con el soberanismo, como también insiste Sánchez, es el “respeto” a las instituciones y “al marco legal”, que recuerda, eso sí, que “puede ser reformado a través de las mayorías y procedimientos establecidos”.

La hoja de ruta del PSC encaja también con los planteamientos de una ERC que no cierra la puerta a facilitar la investidura de Sánchez, y que no descarta tampoco futuros acuerdos con los socialistas catalanes tras las próximas elecciones catalanas, esas que los de Oriol Junqueras abogan desde hace meses por adelantar, hasta ahora sin fortuna.

El pasado miércoles, el exdiputado Joan Tardà planteaba en un artículo en El Periódico acelerar la apuesta por, una vez quede atrás la actual legislatura, la búsqueda de alianzas, incluso de gobierno, con los comunes, apalancadas además en un “diálogo franco con el PSC”, un “paso adelante” que Tardà, un histórico y aún peso pesado de Esquerra, calificaba de “imprescindible y crucial” porque respondería a ese objetivo de “ensanchar la base” que ahora es mantra en ERC, y permitiría afrontar “una negociación con el Reino de España de carácter bilateral que haga posible la resolución democrática del conflicto a través de un plebiscito”.

El PSC quiere aprovechar su recuperación para tomar impulso

El grado de entendimiento que puedan alcanzar PSC y ERC por ese camino ya se verá. Pero, en todo caso, Iceta aspira a aprovechar la recuperación en el último ciclo electoral de los socialistas catalanes, que fueron segunda fuerza en las generales del 28-A y han repetido posición tras el 10-N, y que tras las municipales entraron en los gobiernos del Ayuntamiento y la Diputación de Barcelona.

Esa “amplia presencia institucional” la quiere aprovechar el primer secretario de los socialistas catalanes para ganar crédito y terreno, hasta volver a situar al PSC como “el primer partido de Cataluña”. El plan para conseguirlo pasa, por un lado, por explorar puntos de encuentro con los comunes, impulsando “una alianza roja, verde y violeta” con fuerzas y sectores comprometidos “con la justicia social, el ecologismo y el feminismo”. Y, por otro, por acreditar que “los gobiernos con presencia socialista son gobiernos progresistas y eficaces”.

Hemeroteca

PSOE PSC ERC
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad