Iceta retará a Fernández a que monte el PSOE en Cataluña

stop

La gestora socialista planteará la revisión de la presencia catalana en los órganos federales durante la entrevista de este lunes en Ferraz

Miquel Iceta, en su presentación en el congreso del PSC. / EFE

Barcelona, 14 de noviembre de 2016 (06:00 CET)

El PSC quiere jugar fuerte, pero sin una contraoferta. Los socialistas catalanes retan al PSOE a romper y a instalarse con sus propias siglas en Cataluña si quieren un cambio en la relación, con el propósito de que sea la gestora socialista la que asuma toda la responsabilidad.

La operación se iniciará este mismo lunes. El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, se entrevista en Madrid con el presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández. Iceta no desea modificar una relación que se acordó en 1978 y que supone para el socialismo catalán la presencia en todos los órganos federales del PSOE, sin que miembros del PSOE la tengan en la dirección del PSC.

Esa relación asimétrica es la que quiere cambiar Fernández, que ha comprobado la irritación que causó entre distintos dirigentes territoriales la votación del PSC en el comité federal que decidió la abstención en la investidura de Mariano Rajoy.

¿Por qué votar en el comité federal?

Esa decisión, —el PSC votó en contra, y sus siete diputados rechazaron en el Congreso la investidura de Rajoy— ha causado un antes y un después. En el propio seno del PSC algunos dirigentes veteranos lo consideraron un error, pero asumieron la voluntad de la dirección.

El PSC acababa de celebrar unas primarias para su primer secretario, que ratificaron en el cargo a Miquel Iceta, y, pese a algunas dudas, —centradas en la posibilidad de no votar en el comité federal— la decisión fue contundente. Una de las dirigentes que lo tuvo claro es la ahora número dos del partido, Núria Marín, alcaldesa de L'Hospitalet: el PSC debía votar en el comité federal, y debía votar en contra de la abstención.

La idea, por tanto, que el PSOE no pudo asumir es la propia votación. Si el PSC defiende –orgánicamente es así— que es un partido diferente, no tenía por qué votar en el máximo órgano federal del partido.

Apuesta por el PSOE en Cataluña

Dirigentes territoriales como Fernández Vara –siguiendo la línea histórica del socialismo extremeño—reclaman ya que el PSOE sea valiente y se organice con sus propias siglas en Cataluña. Sin embargo, Susana Díaz, que sigue siendo el referente de esa gestora que preside Javier Fernández, se niega a tomar esa decisión, con el objetivo de recomponer la relación. ¿Pero cómo?

Una de las posibilidades, según apuntan varias fuentes socialistas, es que los militantes del PSC puedan votar al candidato del PSOE a la Moncloa, pero no al candidato a la secretaría general del partido. La cuestión es que se ha tratado siempre de la misma figura, y cuando se buscó otra fórmula, fracasó por completo, como ilustra el caso de Josep Borrell, que ganó unas primarias a la presidencia del Gobierno, pero el aparato del partido, con Joaquín Almunia de secretario general, se lo acabó cargando.

Beneficiar al independentismo

Iceta asume que algún cambio se deberá afrontar, pero la advertencia es clara: "será cuestión del PSOE", asegura. Iceta se propone escuchar a Fernández, y abordar, luego, una posible solución acordada. Sin embargo, el PSC entiende que la gestora no está legitimada para tomar una decisión drástica. No es la misma visión de los dirigentes del PSOE, que consideran que un comité federal puede decidir lo que considere, sin esperar a la celebración de un congreso.

El PSC se acoge a su situación en Cataluña. "Lo que quiere el independentismo es esa ruptura", señala Iceta. Porque, ¿cómo podría el PSC defender un proyecto catalanista, no soberanista, con el federalismo como bandera, si el PSOE lo expulsa de sus órganos federales?

Apoyo de López y Armengol

En esa línea se han pronunciado dirigentes como Patxi López, el hombre que podría recoger todos los apoyos del sector de Pedro Sánchez de cara al próximo congreso; la presidenta de Baleares, Francina Armengol.

''No entiendo el PSOE sin el PSC. Deberíamos trabajar todos en esa dirección. No me parece lógico que defendamos un modelo de país que luego no queremos aplicar dentro de nuestra vida orgánica'', aseguró López en la II Convención Federalista organizada este sábado por la Fundación Rafael Campalans, vinculada al PSC.

Javier Fernández, el presidente de la gestora, quiere buscar una vía acordada, pero también entiende que fue el PSC el que rompió la relación con su decisión en el comité federal. Lo que se juega a partir de este lunes el conjunto del socialismo español es su propio proyecto político, su apuesta o no por un modelo de estado, que, hasta ahora, por lo menos sobre el papel, era de carácter federal.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad