Jordi Pujol confiesa que su familia defraudó a Hacienda con una cantidad millonaria que recibió en herencia

stop

El ex presidente de la Generalitat quiere asumir toda responsabilidad por haber ocultado dinero en paraísos fiscales durante más de 30 años

Jordi Pujol en una imagen de 2012 | EFE

25 de julio de 2014 (19:31 CET)

Jordi Pujol expía sus pecados. El ex presidente de la Generalitat se hace único responsable de haber ocultado durante más de 30 años dinero en paraísos fiscales en una carta remitida a los medios de comunicación. El líder convergente entona el meaculpa ahora, cuando una investigación judicial pesa sobre su familia, para pacificar las relaciones con sus hijos, muy desgastadas tras las últimas informaciones aparecidas sobre este asunto.

El fundador de Convergència Democràtica de Catalunya, partido de Artur Mas, admite que su familia ocultó desde 1980 fondos en el extranjero que su padre, Florenci Pujol i Brugal, legó en herencia a sus nietos. “El dinero debía ser destinado a mis siete hijos y a mi esposa, porque él consideraba errónea y de futuro incierto mi opción por la política en lugar de seguir en el mundo de la actividad económica”, explica en la misiva.

Momento adecuado

Pujol asegura que “lamentablemente” no encontró el momento “adecuado” para regularizar la herencia hasta hace unos pocos días. La familia Pujol Ferrusola no acudió a la amnistía fiscal en 2012 del ministro Cristóbal Montoro por lo que poner al día su deuda con el Fisco le ha supuesto más que un pellizco.

“De todos los hechos descritos y de todas sus consecuencias, soy el único responsable”, asegura el político, quien se pone a disposición de la Agencia Tributaria y de la justicia para dar las explicaciones que haga falta.

Un núcleo familiar erosionado

¿Qué ha llevado al ex President de la Generalitat ha desvelar este secreto ahora? Fuentes cercanas al fundador de CiU aseguran que las tensiones en el núcleo familiar no le han dejado opción.

La investigación pesa sobre su esposa Marta Ferrusola como sobre cuatro hijos (Marta, Mireia, Pere y Oleguer) cuando, según ha confesado, el único responsable de estos fondos es él mismo. Además, las reuniones en casa de los Pujol Ferrusola ya se encontraban enfangadas por la imputación de Oriol Pujol por el caso ITV y por la investigación que pesa sobre Jordi Pujol Ferrusola.

“Expongo todo esto con mucho dolor, por lo que significa a mi familia y a mi mismo, pero sobre todo por lo que puede significar para tanta gente de buena voluntad que se pueden sentir defraudados y a los que pido perdón”, dice Pujol, quien se despide con la esperanza que esta declaración sea “reparadora” del mal causado y de expiación para él mimo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad