Jordi Pujol marca distancias con sus hijos

stop

SITUACIÓN JUDICIAL

Jordi Pujol./ED

12 de junio de 2013 (19:08 CET)

El expresidente de la Generalitat, Jordi Pujol, sigue muy activo y participa en todos los foros en los que es invitado. Pero en los últimos meses no ha ocultado su preocupación por la situación de sus hijos y las informaciones que los han relacionado con irregularidades fiscales.

Pujol, preguntado por ello este miércoles en una entrevista en Catalunya Ràdio, ha asegurado que sus hijos tienen sus propias vidas. “Yo respondo por mí mismo”, ha afirmado.

Ello no quiere decir que Pujol se desinterese por sus hijos, pero ha querido marcar distancias, consciente de que las posibles irregularidades están dañando su propio legado político. “No es que yo me desinterese o que deje de lado mis responsabilidades, pero, en todo caso, mis hijos tienen entre 42 y 54 años y, por tanto, tienen su vida".

Oriol Pujol, "como Jaume Roma"

A pesar de esa necesidad de Jordi Pujol de marcar distancias, el expresidente sí ha querido apoyar con determinación a Oriol Pujol, el único hijo relacionado con la política. Así, Jordi Pujol ha recordado el caso de Jaume Roma, que fue conseller de Política Territorial y Obras Públicas de forma efímera, tras dimitir por unas informaciones que le vinculaban a un caso de corrupción, que acabó siendo archivado por la Audiencia de Barcelona.

Según Pujol, a su hijo “le podría pasar lo mismo que a Jaume Roma”.

Oriol Pujol está imputado por el caso ITV, aunque mantiene el acta de diputado en el Parlament. Dimitió, sin emabrgo, de sus responsabilidades orgánicas en Convergència, como secretario general del partido. En el caso de Jordi Pujol Ferrusola, el hijo mayor, la investigación judicial se centra en movimientos de capital en el extranjero.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad