Jueces de base se movilizan en la previa de la investidura

stop

La Plataforma Cívica por la Independencia Judicial reclama elegir los órganos de gobierno a través de la fórmula "un juez, un voto"

El presidente del CGPJ, Carlos Lesmes (i), junto al del TSJM, Javier Vieira (d), en una imagen de archivo

Barcelona, 13 de julio de 2016 (01:00 CET)

Los jueces de base se movilizan en la previa de la investidura. Llevan meses organizados a través de distintos foros. Y han creado un observatorio para analizar cada nombramiento que se realiza en los órganos judiciales. Lo que sostienen es que esas designaciones se han convertido en "un intercambio de cromos", y a las puertas de la constitución de un nuevo gobierno, han lanzado propuestas concretas.

Uno de los jueces que lidera esa especie de revuelta interna es Jesús Villegas, magistrado instructor en Guadalajara, partido judicial del que es decano. Junto con otros jueces, ha impulsado la Plataforma Cívica por la Independencia Judicial, que se quiere regir a partir de la premisa "un juez, un voto".

En las negociaciones para apoyar la investidura de Mariano Rajoy, una de las medidas que todos los partidos repiten es la reforma del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Ciudadanos es la fuerza política que más incide en esa cuestión. Pero no hay un consenso político sobre cómo debería ser la elección de ese auténtico gobierno de los jueces, que premia y castiga, y que se mueve, a juicio de esa plataforma, "por criterios políticos".


No se premia la capacidad ni el mérito

"Son muchas las voces que denuncian que dicho órgano no atiende únicamente a los principios de mérito de capacidad de los aspirantes, sino que tiene en consideración su posicionamiento político o afinidad ideológica, si bien no refleja tales motivos en la fundamentación jurídica de sus decisiones", se señala en el manifiesto de la Plataforma Cívica.

Villegas, en una entrevista con Economía Digital, sostenía que los partidos "han mentido". Y que el PP, en concreto, "llevaba en su programa la reforma del sistema de elección de los vocales del CGPJ para que, de acuerdo a la Constitución, doce de sus veinte miembros fueran elegidos de entre y por jueces y magistrados de todas las categorías, y no lo ha hecho, sencillamente porque no ha querido, teniendo mayoría absoluta".


Asociados a partidos

Los jueces de base entienden que las asociaciones mayoritarias, la Asociación Profesional de la Magistratura y Jueces por la Democracia, se han asociado al PP y al PSOE, respectivamente. Y que todos los nombramientos responden a esa lógica entre los grandes partidos. Ahora, con la irrupción de Podemos y de Ciudadanos se verá cómo cambia o no esos equilibrios.

La Plataforma Cívica por la Independencia Judicial propone la reforma del reglamento a partir del cual se efectúan los nombramientos del Consejo General del Poder Judicial, que preside Carlos Lesmes.


Sufragio universal

Se trata de ocho puntos. Una de las primeras medidas es que "los altos cargos judiciales cuya función sea esencialmente gubernativa (presidentes de los Tribunales Superiores de Justicia o Audicencias Provinciales) serán elegidos mediante el principio de 'un juez, un voto', (sufragio universal, libre, igual, directo y secreto) por y entre todos los jueces destinados en el ámbito del territorio sobre el que hayan de ejercer su mandato".

También se sostiene que "los altos cargos judiciales cuya función sea esencialmente jurisdiccional serán elegidos por el Consejo General del Poder Judicial conforme a los principios de mérito y capacidad que se valorarán por procedimientos objetivos. En supuestos excepcionales, se acudirá como último recurso al sorteo como procedimiento final y complementario de decisión".

Otro de los puntos defiende que "El Consejo General del Poder Judicial convocará elecciones para la elección de los altos cargos judiciales de contenido esencialmente gubernativo entre los jueces destinados sobre el territorio en que hayan de ejercer su mandato y, una vez conocido el resultado de los sufragios, nombrará sin margen de discreción alguna a aquellos que hubieren recibido el mayor número de votos". 


Corporativismo o politización

Toda la propuesta de reforma va en el sentido de dar más poder a los jueces, para que se autogobiernen, a pesar de que existe siempre el peligro del corporativismo. Jesús Villegas lo analizó en su libro El poder amordazado. La premisa es que, aún existiendo esa posibilidad, se pueden establecer mecanismos que lo compensen, pero sin llegar a la "extrema politización" que se ha producido.

Los partidos siguen buscando una salida para que haya gobierno cuanto antes. Este martes, Albert Rivera se entrevistó con Mariano Rajoy, sin llegar, todavía, a ningún acuerdo. Y este miercóles el presidente en funciones lo hará con el líder del PSOE, Pedro Sánchez.

¿Una de las cuestiones clave para establecer acuerdos?, la reforma de la administración de la justicia, y, en concreto, del CGPJ, trastocado desde 1985, cuando el PSOE modifició la Ley Orgánica del Poder Judicial para que la totalidad de los miembros del órgano de los jueces fueran elegidos a propuesta de los grupos parlamentarios en el Congreso.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad