Un bar con la persiana bajada y la terraza recogida en l'Hospitalet de Llobregat como consecuencia de las medidas anti-Covid de la Generalitat / ED

La justicia ampara el cierre de bares y restaurantes en Cataluña

stop

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ampara las restricciones de aforo en comercios y cultura, así como la prohibición de más de seis personas

Sergi Ill

Un bar con la persiana bajada y la terraza recogida en l'Hospitalet de Llobregat como consecuencia de las medidas anti-Covid de la Generalitat / ED

Barcelona, 16 de octubre de 2020 (13:52 CET)

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TJSC) ha dado luz verde a las restricciones impuestas por la Generalitat, que incluían el cierre de los bares y restaurantes con la única excepción de servir comida para llevar. La justicia ha dado la razón a las medidas del Govern pensadas para frenar el incremento de contagios de Covid-19 ante los preocupantes datos de la autonomía. 

Las medidas avaladas por la Sala contencioso-administrativa del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña incluyen la reducción de aforos en comercios, gimnasios, cultura y centros de culto. Además, también ha permitido la restricción de más de seis personas en reuniones privadas y públicas. 

El TSJC ha rechazado que las medidas tomadas por la Generalitat de Cataluña puedan contravenir derechos fundamentales. La decisión contrasta con la posición de la patronal hostelera, que ha llenado las calles de Barcelona en una sonora protesta contra la ruina a la que se ven abocados por estas restricciones sanitarias. 

La hostelería, bajo mínimos por las medidas anti-Covid

Pese a que faltaba el definitivo de la justicia, Cataluña se ha avanzado con el cierre de bares y restaurantes. Aunque en un primer momento la consellería de Salut dio por echo que el paquete de medidas se aprobaría íntegramente una vez el TSJC hubiera dictaminado, la Generalitat optó finalmente por aprobar el cerrojazo hostelero y dejar en suspenso todo lo demás.

La cuestión sigue abierta en los tribunales de justicia, puesto que la patronal de la hostelería ha presentado un recurso contra la decisión del Govern. La Generalitat contaba con el apoyo de la Fiscalía General de Cataluña, que ya anunció el pasado jueves que no podría objeciones a las medidas anti-Covid. El organismo presidido por Francisco Bañeres negó la existencia de una violación de derechos fundamentales y la desproporción de las medidas.

Las restricciones catalanas: aforos limitados y citas previas

Las medidas de la Generalitat han limitado al 30% el aforo máximo en los comercios, una cifra que sube al 50% en el caso de los establecimientos culturales y de los gimnasios. En el caso de cines y teatros, se deberá asignar una plaza con antelación, mientras que los centros de ejercicio irán con reserva previa. 

En cuanto a los servicios que implican el contacto físico, como pueden ser masajistas o la estética, y que no sean sanitarias quedan cerrados hasta el fin de las restricciones excepto en el caso de las peluquerías.  Las actividades deportivas de ámbito catalán quedan suspendidas, sean federadas, escolares o privadas. Además, los polideportivos sin controles de acceso y aforo deberán cerrar sus puertas. 


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad